"Esto se ha cerrado en falso"

  • Los encerrados en la Catedral son relevados por ex empleados de Movilidad, cuyo futuro aún sigue en el aire

Comentarios 4

La readmisión de los 17 trabajadores que fueron despedidos en la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo y su próxima recolocación en otras delegaciones del Ayuntamiento no parece satisfacer al cien por cien los objetivos marcados por la CGT, central mayoritaria en el Consistorio, pues, como reconoció ayer en rueda de prensa, el secretario de jurídica del sindicato, Adolfo Sánchez, "todavía quedan otros cuatro trabajadores -tres del Área de Movilidad y una de Distrito Norte- a los que no se les ha buscado una salida laboral".

De hecho, los tres ex trabajadores municipales que han permanecido durante 21 días encerrados en la Catedral como medida de presión ante los despidos -dos de ellos pertenecían a Urbanismo y serán readmitidos- abandonaron ayer el primer templo jerezano y fueron relevados por dos de los trabajadores de Movilidad que siguen en la calle, Ana María Gutiérrez y Raúl Dorantes, a los que se unió José García, delegado sindical de CGT y el primero de los representantes de la central de los que irán encerrándose cada día durante 24 horas para hacer compañía a los afectados.

Fuentes municipales aseguraron a este medio, por el contrario, que estos casos a los que alude la CGT son "jurídicamente distintos, pues fueron trabajadores que no quisieron firmar una prórroga de sus contratos, y una empleada eventual a la que se le acabó el contrato". En este sentido, matizaron que si llegado el caso fuesen declarados improcedentes, "el gobierno municipal seguirá, casi con toda probabilidad, la misma línea que se ha seguido con el resto de trabajadores de la GMU, pero hasta que no se conozca la sentencia no puede haber compromiso porque todo está en manos de los tribunales: puede salir nulo o procedente".

Los empleados que hasta ahora habían permanecido encerrados en la Catedral y el secretario comarcal del sindicato, Juan José Piña, acudieron ayer mismo a un acto público del PSOE para entregarle unas cartas personalmente con la situación de cada uno de ellos y, en general, del resto de afectados, al secretario provincial de los socialistas, Francisco González Cabaña, quien se mostró dispuesto a mediar para hallar una situación definitiva al mismo.

Desde CGT se criticó, a todo esto, que el Ayuntamiento "no haya enviado comunicación oficial a los trabajadores para confirmar su readmisión". Piña fue a más y dijo que "era hasta cierto punto lógico que a nosotros no nos dijeran nada, pero es que no han manifestado nada a los trabajadores, todo lo han conocido por los medios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios