Fomento

No más prórrogas

  • El ministro de Fomento confirma que el peaje a Sevilla se eliminará en 2019 l La Junta anuncia que estará vigilante y advierte de la "ambigüedad" del Gobierno

Comentarios 10

La concesión de la autopista de peaje entre Cádiz y Sevilla no se va a prorrogar cuando venza el contrato a mediados del año 2019. Así lo ha confirmado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en un encuentro que ha mantenido esta mañana en Sevilla en una visita a las obras del anillo SE-40. Según De la Serna, ni esta concesión ni ninguna otra de las que vencen en España a lo largo de los próximos años tendrán más prórrogas.

De este modo, el Ministerio de Fomento deberá asumir la titularidad de esta autopista que fue inaugurándose por tramos en la década de los 70 del siglo pasado. No obstante, hay un matiz que el tiempo dirá si es importante o no e, incluso, si es contundente: Fomento tendrá que abordar en un plan cuáles son sus objetivos de futuro sobre las grandes vías en España, toda vez que, además de la AP-4, recibirá otras cuatro autopistas, una en el norte y las otras tres en el Mediterráneo catalán y valenciano. De la Serna descartó un peaje débil, una suerte del relevo al actual.

En el fondo, lo que le surge al Ministerio es un problema para financiar el mantenimiento de estas nuevas carreteras. De la Serna no se refirió a este asunto, sólo a un plan que quiere que sea consensuado con la oposición y que fijará el plan de grandes vías. Pero por ésta y otras declaraciones de personas relacionadas con el Gobierno surgen dudas sobre el destino final: si seguirán siendo estatales, si algunas pasarán a las comunidades o se experimentarán nuevos modelos.

La concesión de la autopista de Cádiz a Sevilla, una de las más antiguas del país, debió acabarse en el año 1993, pero a partir de ahí, diversos Gobiernos centrales, tanto del PSOE como del PP, la han venido prorrogando. Sólo se quitó en peaje a la altura de Jerez (queda el de Las Cabezas), pero se hizo a base del presupuesto de la Junta; en la actualidad, el Gobierno andaluz aún paga una cuota anual a la concesionaria por haber eliminado esta barrera.

Recientemente, el presidente de Abertis, Salvador Alemany, explicó que su concesionaria ya se ha resignado al fin de la concesión debido a que la presión social empuja a los partidos a no conceder más prórrogas. Así lo indicó tras la junta de accionistas de esta compañía que se celebró hace unos meses. El peaje de Cádiz a Sevilla tiene un precio actual de 7,2 euros para los turismos y es la única carretera de doble vía que une a ambas capitales. Las autopistas de peaje que tendrán un trato diferente son las radiales del entorno de Madrid, ya que serán asumidas por el Estado como consecuencia de la quiebra del negocio, no del fin de la concesión. Estas sí se sacarán a concurso después de un período de gestión pública.

A estas declaraciones del ministro ha reaccionado la Junta a través del consejero de Fomento, Felipe López, que ha asegurado que el Gobierno andaluz estará "vigilante" para garantizar el cumplimiento del anuncio realizado. El consejero ha criticado la falta de claridad del ministro porque "vuelve a dejar la puerta abierta a la ambigüedad cuando insiste en resaltar que esa decisión se tomará en el momento oportuno y en el conjunto de la gestión del resto de autopistas cuyas concesiones también van a ir expirando a partir de 2018".

"Rechazamos tajantemente la posibilidad de que se determine o se vincule la liberación del peaje en esta vía de comunicación fundamental con la gestión de otras autopistas que son claramente deficitarias, una situación totalmente contraria a los resultados de la explotación de esta infraestructura que no puede ser moneda de cambio ni fuente de ingreso para mitigar pérdidas en otras autopistas", subrayó.

A su juicio, "la posición de Andalucía es clara y contundente, la autopista Sevilla-Cádiz está sobradamente amortizada con más de 40 años de peaje, no vamos a aceptar ningún tipo de peaje encubierto en el futuro y estaremos muy pendientes para que el escenario de gestión que se plantee para la autovía a partir de 2019 no contemple otra opción que su libre circulación".

Felipe López resaltó "el gran esfuerzo que viene realizando la Junta para aliviar la carga económica que soportan los usuarios de esta autopista en un eje viario que no es de su competencia y sí responsabilidad del Estado", al tiempo que ha destacado "los cerca de diez millones de euros anuales que desde el año 2005 estamos destinando desde la Junta a rebajar el peaje en esta autovía crucial para la comunicación entre Sevilla y Cádiz y para el desarrollo económico de ambas provincias y Andalucía".

En este sentido, López recordó que "hasta finales del año pasado la Junta ha destinado ya 95 millones de euros para eliminar el peaje en el tramo entre Jerez y Puerto Real, una cifra que ascenderá a 126 millones en 2019".

Según el consejero, "lo razonable es que el Gobierno hiciera un esfuerzo similar al nuestro y anticipara el levantamiento de este peaje ya y no esperar hasta 2019 para acabar con esta injusta penalización económica".

Entretanto, la empresa italiana Atlantia ha expresado su interés en explorar una "posible operación corporativa" con Abertis, lo que ha provocado la suspensión de cotización en bolsa de la compañía española. Según ha comunicado Abertis a la Comisión nacional del Mercado de Valores (CNMV), Atlantia, la antigua Autostrade controlada por la familia Benetton, le ha manifestado su interés en explorar una posible operación corporativa sin que hasta la fecha se hayan concretado los términos de la misma. En 2007 ya se exploró una posible fusión entre Abertis y Atlantia, que finalmente no se llevó a cabo por los obstáculos de las autoridades italianas a la operación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios