Uno de los detenidos por el caso de Las Calandrias tiene fama de conflictivo

  • Los cuatro indigentes continuaban ayer declarando en comisaría aunque por el momento siguen sin aportar datos relevantes

Comentarios 4

Con cuentagotas se van conociendo nuevos datos acerca del caso del indigente aparecido muerto el pasado martes en la planta de reciclaje y compostaje de Las Calandrias.

Las investigaciones, llevadas a cabo por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) apoyada por la brigada de la Policía Científica y coordinada por el Juzgado de Instrucción número 1, se están llevando con mucho secretismo para no entorpecer estas labores y por respeto a la instrucción de la autoridad judicial. Así, solamente se han confirmado dos datos, la nacionalidad del finado y su edad. Finalmente, no es ni polaco ni lituano como se había estado barajando, sino letón, y contaba con 43 años.

Mientras tanto, ayer los detenidos seguían prestando declaración en la Comisaría del Arroyo, ya que de momento no están mostrando mucha colaboración. Hay que señalar igualmente que antes de pasar a disposición judicial pueden estar un máximo de 72 horas en comisaría.

Como informó este medio en su edición de ayer, los detenidos son también indigentes y procedentes todos de Europa del Este. Según fuentes consultadas, éstos paraban junto al finado en la zona centro, sobre todo por el Mamelón y Divina Pastora, junto a un supermercado, mientras que a la hora de comer solían acudían al comedor del Salvador.

Fue este lugar uno de los primeros sitios a los que acudió la Policía el mismo día del descubrimiento del cadáver, el martes, para indagar y seguir estrechando el círculo de las personas con las que más se relacionaba y, sobre todo, con las que estuvo en las últimas 24 horas de su vida.

Al parecer, hace poco más de un año que acudían al comedor, teniendo uno de ellos especialmente fama de conflictivo ya que al parecer había tenido peleas dentro de este círculo de indigentes con los que se relaciona.

Como se recordará, las pruebas realizadas en el Instituto de Medicina Legal de Cádiz ya dictaminaron el miércoles que la muerte de este indigente se produjo de manera violenta, presumiblemente a consecuencia de los golpes recibidos, si bien todavía se desconoce cómo se desarrollaron los hechos que acabaron con el fallecimiento de este ciudadano letón y con su cuerpo en un contenedor de basuras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios