El domingo se reabre la capilla de La Yedra

  • Desde octubre de 2006 permanecía cerrada la ermita por los trabajos de restauración llevados a cabo en los altares

Será el domingo próximo cuando se reabra al culto la capilla de La Yedra 16 meses después de su cierre. Todo coincidirá con la finalización de los cultos cuaresmales de la cofradía que aprovechará el traslado desde Madre de Dios, donde se ha desarrollado un año más el quinario, a su sede canónica del Señor de la Sentencia y Nuestra Señora de la Esperanza. Sucederá tras la función principal de instituto que se ha programado para el mediodía. La hermandad calcula que sobre las 13,30 horas se llegará al templo que se abrirá de par en par para recibir de nuevo a las advocaciones de la cofradía así como a los numerosos hermanos que no dejarán pasar la oportunidad de poder contemplar los trabajos ejecutados en los altares donde reciben culto las imágenes titulares además del pintado del interior.

El origen de esta intervención se remonta a junio del año 2006 cuando la hermandad detecta una importante y preocupante presencia de xilófagos en los altares de la capilla. Desde ese momento, la junta de gobierno tomó cartas en el asunto encargando un estudio para chequear el estado real de las piezas, hasta dónde estaban afectadas y la urgencia o no de la restauración.

Según informa la hermandad en un comunicado, el estudio puso de manifiesto que "los retablos presentaban importantes daños derivados del envejecimiento de los materiales, pues procedían de la desaparecida Iglesia de la Compañía, desgastes, golpes, perforaciones, arañazos, restos de cera, repintes a base de purpurinas y pérdida de materia, eran las principales carencias. Además, en particular, el retablo que ocupa la Virgen de la Esperanza presentaba pérdida de niveles con cierto vencimiento hacia atrás con peligro de estabilidad. En ambos retablos se detectaron orificios de salida de insectos xilófagos, Anobium Punctatum, entonces activos".

Con estos datos se decide en octubre de 2006 el cierre del templo adjudicándose los trabajos a la empresa RESSUR S.L. a cargo de los restauradores Francisco Bazán Franco y Francisco García Brenes los cuales ya mantenían una estrecha relación con la hermandad de La Plazuela por ser los mismos que llevaron a cabo con bastante éxito la restauración de la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza. Las operaciones más importantes llevadas a cabo son las relacionadas con la eliminación de repintes, limpieza y tratamientos curativos y preventivos contra la presencia de xilófagos, así como el redorado en aquellas partes que ha sido necesario. La hermandad amplía la información de las cuestiones técnicas en un apartado de su web www.hermandaddelayedra.com. Por último y aprovechando el cierre de la capilla se ha reemplazado la puerta de salida de pasos por una nueva y se ha procedido al pintado tanto interior como exterior de toda la iglesia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios