A rienda suelta

Los exámenes de Tráfico en la crisis

 AYER a primera hora y con una rasca considerable, acompañé a uno de mis hijos a que hiciera el teórico de ciclomotor. La mescolanza de gentes en la Ciudad del Transporte era de lo más curioso, con especial presencia de aquellos a los que les han retirado los puntos del carné y tienen que reciclarse. Creo sinceramente que les valdrá de poco, pero cabe la posibilidad de que aprendan la lección.  Junto ellos, un puñado de jovenzuelos deseosos de coger sus motos cuanto antes, un grupito de aspirantes a conductores de turismo (no está la economía como para sacarse permisos) y tres profesionales del transporte de mercancías peligrosas. Y es que era como una radiografía de España en la actualidad: un  gran grupo de tramposos que han incumplido reglas, un grupito de jóvenes con ganas y una inmensidad que se queda en casa porque no tiene un euro que invertir. Esperemos al menos que los de mercancías peligrosas conozcan bien esta carretera llamada crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios