Hay que levantarse

Comentarios 3

HAY GENTE en el mundo estos días que por primera vez se siente libre. Personas que piensan que al fin serán dueñas de su destino. La represión, la corrupción y el desempleo han sido el fuego que ha prendido la mecha que ha hecho estallar la explosión que ha puesto fin a una era. Nos referimos, obviamente, a la oleada de cambio en parte del mundo árabe, pero no hay que ir tan lejos para intuir que en países tan teóricamente desarrollados como el nuestro hay un espíritu de levantamiento que recorre el subsuelo y remueve los cimientos de un aparente estado del bienestar que se derrumba a pasos agigantados. Decía un veterano sindicalista local al conocer la escalofriante cifra del paro de enero (irreal, por otra parte; de lo contrario estaríamos en estado de sitio) que había que movilizarse, echarse a la calle. Algunos lo han tomado por loco, por agitador y alarmista. Pero, ¿y si lleva razón? ¿Y si lo que falta es que muchos de los parados al fin se muevan?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios