Más de 300 personas reclaman soluciones para la calle Porvera

  • 'Porvera Viva' logra un importante respaldo a la manifestación que transcurrió ayer hasta el Ayuntamiento· A pocos días de la reunión con la alcaldesa, la plataforma dice que está dispuesta a llegar a un consenso

Ya lo había advertido el día anterior el portavoz de la plataforma 'Porvera Viva', Juan Sevilla: la manifestación prevista para ayer con el fin de pedir soluciones para la calle Porvera, tras los cambios provocados por el Plan de Movilidad, iba a ser pacífica y conciliadora. Pero además fue silenciosa. Ni un solo grito ni una palabra más alta que otra en el recorrido que llevó desde Porvera hasta el Ayuntamiento a más de 300 personas, según estimaciones de la Policía Local, y un número más elevado, según la plataforma. La respuesta a la convocatoria fue importante teniendo en cuenta, como el mismo Sevilla reconocía, que "estamos hablando de una calle de 400 metros" y sin duda la próxima reunión con la alcaldesa Pilar Sánchez el próximo martes rebajó el nivel de confrontación. Los negocios además cerraron al menos durante el transcurso de la protesta.

Para la plataforma se cumplía uno de los objetivos: Visualizar ante el Ayuntamiento que "no somos pocos, que estamos solos (en relación al desmarque de Acoje y Asunico), pero somos independientes y lo que queremos son soluciones concretas para la calle Porvera, que sean buenas no sólo para esta calle sino para toda la ciudad. No somos tres colgados, sino gente seria".

Con esta declaración de intenciones resumida en una única pancarta, se inició la manifestación, que respaldaron con su presencia concejales del PP, entre ellos la portavoz popular, María José García Pelayo, miembros de la asociación de padres y madres del Colegio San José, y de la asociación de vecinos de Federico Mayo, también descontentos con el Plan de Movilidad. Juan Sevilla portaba además una carpeta con 5.230 firmas recogidas en apoyo de las reclamaciones de la plataforma, que se entregaron al final de la manifestación en el registro municipal. "No son sólo de la calle Porvera, ayer me trajeron otras 200 de La Granja, y hay firmas de la plaza Esteve, de calle Honda, de todo Jerez. Creo que es más de un 2% de la población de Jerez, que habría que tener en cuenta".

Sevilla insistió en todo momento en que la plataforma es un bloque, aunque en los últimos días se produjeron dudas por parte de algunos comerciantes sobre la idoneidad de llevar a cabo la protesta. "Ha habido dos aproximaciones a la alcaldesa y se planteó si este gesto era suficiente o no para suspender la manifestación, pero aquí todos los pasos que se han dado se han votado en asamblea y se ha hecho lo que ha dicho la mayoría. Hay gente de acuerdo y otra en desacuerdo, pero incluso la que estaba en desacuerdo está aquí con nosotros. También tenemos asociados de Acoje y de Asunico. Aquí están los 40 negocios y los 108 trabajadores de calle Porvera".

En tono conciliador, Sevilla, que llegó manifestar que el Plan de Movilidad no es malo pero sí mejorable, señaló que la alcaldesa "sabe que la manifestación se va a llevar a cabo porque quedamos con ella en que sólo si nos reuníamos antes del viernes (por ayer) y se abría la puerta a un diálogo, pararíamos la manifestación y eso no ha llegado por desgracia para ella y para nosotros, porque para nosotros tampoco esto es agradable". Insistió en que sólo quieren sentarse con el Ayuntamiento y llegar a un consenso, partiendo de que, según dijo, "no se trata de que la calle vuelva a su estado original, sino de negociar, contar con los comerciantes y que todos quedemos contentos: los trabajadores, el comercio y la ciudad".

El portavoz de la plataforma señaló que la pérdida de clientes ya ha llevado a ocho despidos mientras que dos trabajadores han pasado a tener media jornada y recalcó que las oficinas y los bancos de la calle Porvera, pese a no estar integrados en la plataforma, también les han transmitido su apoyo.

'Porvera Viva' pondrá sobre la mesa dos propuestas, que según Sevilla, le consta que ya conocen los técnicos municipales y están valorando. Por un lado, la plataforma ha diseñado un proyecto alternativo para que el autobús circule por otras calles en las que no molestaría al comercio de las mismas. Además - dijo - hay otra propuesta para dejar la calle en un único sentido "porque creemos que puede llegar a ser peligroso que haya dos y estamos dispuestos a que la aleta de tiburón esté puesta un tiempo, pero después tiene que desaparecer, no puede haber ninguna barrera física que divida la calle en dos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios