Los 'puntos negros' de Jerez se cobraron seis vidas el año pasado

  • El alto de Montegil de la N-IV y la A-2003, la carretera de La Barca, tramos más conflictivos

El punto más peligroso de la red viaria de la comarca, el kilómetro 622 de la N-IV (alto del cortijo de Montegil), se cobró otras tres víctimas mortales durante el año pasado a consecuencia de dos accidentes. Los otros nueve fallecidos del año pasado se produjeron en distintas carreteras de la comarca siendo la de La Barca (A-2003), la segunda más peligrosa, con otras tres víctimas, pero éstas se registraron en dos puntos kilométricos distintos, no como en el caso de la N-IV: el 23,6, donde un joven de 21 años murió en una colisión entre un coche y un vehículo agrícola el día 18 de mayo; y el 10,4, lugar donde otros dos jóvenes, de 18 y 16 años respectivamente, murieron el día 7 de septiembre en un choque entre un todoterreno y un ciclomotor, en el que viajaban, de acuerdo a los datos proporcionados por la subdelegación del Gobierno.

El citado punto de la carretera nacional, un tramo en rasante, ya figuraba como 'punto negro' en la última relación oficial de la Dirección General de Tráfico sobre ellos, elaborada en 2006, año en que se registraron seis accidentes con víctimas en ambos sentidos de circulación, indicó el mismo organismo. La definición de 'punto negro' indica "aquel emplazamiento perteneciente a una calzada de una red de carreteras en el que durante un año natural se hayan detectado tres o más accidentes con víctimas con una separación entre uno y otro de 100 metros." El informe de 'puntos negros' está ya obsoleto, pues aparecen en el dossier algunos lugares peligrosos que fueron suprimidos por la apertura de la Ronda Oeste a principios del año pasado.

El primero de los siniestros en el tramo del 622 se produjo el día 22 de enero de 2007. Fue una colisión entre un camión y turismo que provocó, además de un fallecido, también dos heridos leves. El segundo accidente ocurrió el 13 de septiembre y consistió en el brutal choque entre un vehículo articulado y un camión, que acabaron ardiendo, muriendo los dos chóferes atrapados en sus cabinas .

Tras este accidente, el ministerio de Fomento, titular de esta importante carretera sólo desdoblada en algunos tramos, renovó el firme del tramo comprendido entre Jerez y El Cuervo inclusive ese 'punto negro'. Una de las hipótesis que se barajaron para explicar ese accidente es que el firme, deslizante por su deteriorado estado y porque había llovido, pudo haber coadyuvado en causarlo. Curiosamente, no se han vuelto a registrar más accidentes en ese tramo, aunque tampoco se han registrado otros en distintas carreteras de la comarca desde ese siniestro. Por fortuna ya son más de cuatro meses sin accidentes con fallecidos. Además, hay avances para proceder a la duplicación de la calzada de esa Nacional, que soporta un intenso tráfico especialmente de vehículos pesados.

Otro dato que avala que la mejora de las infraestructuras tiene un positivo efecto para reducir la siniestralidad, como mantienen las asociaciones de automovilistas, fue la puesta en marcha de la autovía A-382 que, como carretera, era una de las más peligrosas de la comarca, y que no registró ningún accidente con fallecidos durante el mismo período.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios