Algeciras celebra a Paco de Lucía, su hijo más pródigo

  • El guitarrista es elevado a clásico moderno en el primer día del seminario Así Pasen 60 años · Músicos, expertos y amigos profundizan en su vida y en su obra

Comentarios 1

Algeciras rinde desde ayer pleitesía a su hijo más pródigo, el universal Paco de Lucía. La ciudad, con la necesaria colaboración de la Junta y la Diputación por cuestiones presupuestarias, ha alumbrado el seminario Paco de Lucía, Así Pasen 60 años, que alude a los diciembres que acaba de cumplir el genial guitarrista. Las jornadas han conseguido reunir a un excelente cuadro de voces autorizadas y figuras reputadas. Amigos, expertos y músicos hablan y profundizan desde ayer en la vida, la obra y la influencia de quien ya no requiere ser encumbrado.

El seminario arrancó con dos sesiones en las que se empezó a abordar la trayectoria del guitarrista algecireño de una manera demasiado dispersa, lo que jugó en contra de la profundidad del estudio sobre la relación de Paco de Lucía con la música clásica y la del artista con el inmortal Camarón, los dos ejes de la jornada.

El gallego Faustino Núñez, catedrático de guitarra del Conservatorio de Córdoba, departió sobre las incursiones de Paco de Lucía en partituras clásicas, del Maestro Rodrigo a Albéniz, pasando por Falla. En este contexto Núñez señaló los dos discos del algecireño que, a su entender, resultan claves, en el que interpreta a Falla y el del Concierto de Aranjuez.

"Hasta Paco de Lucía no había escuchado el Concierto de Aranjuez a compás. El disco es un hito", indicó el musicólogo, para quien, por otra parte, el algecireño es el único capaz de devolver a Falla a sus orígenes.

Núñez subrayó que Paco de Lucía es un maestro, ya sea tocando flamenco o atacando piezas clásicas, lo cual no ha sido respaldado desde algunos sectores. El catedrático, en realidad, fue más allá. El flamenco no tiene el nivel de reconocimiento que merece y, por ello, a Paco de Lucía aún no se le describe unánimemente como lo que es a juicio de Núñez, "un clásico".

La primera jornada del seminario, como todas las de la semana celebrada en la Fundación de Cultura, se cerró, con la moderación de Fermín Lobatón, con una mesa redonda en la que participaron Pepe de Lucía, Ricardo Pachón, Enrique Montiel, Manuel Molina y Luis Clemente. El debate, en torno a la relación de Camarón con Paco de Lucía, fue a desembocar en una conocida conclusión: el encuentro entre el cantaor de la Isla y el guitarrista algecireño proyectó el flamenco a un estadio hasta entonces inédito de evolución. "Son los dos últimos grandes de la historia del flamenco", llegó a proclamar Montiel, biógrafo de Camarón.

La mesa, para rebatir comentarios posteriores, insistió en la excelente relación y en la complicidad que mantuvieron estas dos enormes figuras del género.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios