Álvarez-Beigbeder, patrimonio de Jerez

  • Servando Álvarez-Beigbeder, hijo del popular compositor jerezano, presenta en Sala Compañía un libro sobre la vida y música de su padre · La obra es el número 1 de la serie EH Biografías

Comentarios 1

Servando Álvarez-Beigbeder ha plantado árboles, tiene hijos y ha escrito un libro. Sin embargo, no siente que lo haya hecho todo en la vida. "¡Por Dios!, espero que me queden muchas más tareas por hacer", asegura. Se siente satisfecho casi en sus ochenta años, muy bien llevados, de su familia y de sus años de trabajo en los Ministerios de Trabajo y Agricultura. Pero ayer se sintió especialmente feliz con la presentación de su libro Germán Álvarez Beigbeder: un músico jerezano para la historia,fruto de un largo tiempo de investigación sobre la vida y obra de su padre. "Era un libro merecido. La biografía de mi padre no está escrita por nadie. He sido yo el que me he atrevido a escribirla para dejar un recuerdo y sobre todo, un testamento para todos sus descendientes, para que tengan fiel claridad de cuál fue su vida y sus momentos más íntimos".

El libro, que está editado por EH Editores y es el número 1 de la nueva serie EH Biografías, se divide en tres partes: una vida para la familia y la música, la obra de Germán Álvarez-Beigbeder en su tiempo y un catálogo de obras.

"La recopilación de datos ha sido a través de su obra musical. Antiguamente no se hacían las cosas en ordenador, lo que existía era el tintero, la pluma y el papel. El artista mojaba la pluma en el tintero, y además de escribir las notas musicales, ponía algunas al margen. Estas dedicatorias, estos momentos, eso es lo que he ido recogiendo. De ahí ha salido una biografía", comenta el autor, que reconoce que ha descubierto cosas de su padre, como partituras que desconocía. "No he descubierto sus sentimientos porque se dejaba descubrir en vida. Siempre nos trató muy bien a todos, a los siete. Lo que he pretendido es buscar los obstáculos que encontró para llegar a vivir de la música". Y recordó así Servando cuando su padre era mandado por su abuelo a desempeñar labores comerciales, a vender vino a Cataluña. Momentos que aprovechaba para disfrutar de conciertos. Hasta que decidió desligarse y desarrollar su sueño. "Un buen hombre del siglo XIX".

Al acto de presentación de la obra, celebrado en la Sala Compañía como punto y final de las actividades de la Feria del Libro, acudió gran parte de la saga Álvarez-Beigbeder, como el compositor Manuel Alejandro, la delegada de Cultura y Fiestas, María Dolores Barroso, el director del Centro de Documentación Musical de la Junta de Andalucía, Reynaldo Fernández, el propio autor y su hijo, también llamado Servando, y el director de la Editorial, Mauricio Gil Cano. Además, los asistentes pudieron disfrutar de la actuación de la Joven Orquesta Álvarez Beigbeder, que interpretó piezas del gran músico jerezano. Una labor que lleva desempeñando desde hace diez años, con un total de 135 conciertos.

Reynaldo Fernández destacó la importancia de dar a conocer la obra de Germán Álvarez-Beigbeder, cuyas partituras custodia el Centro de Documentación Musical de la Junta de Andalucía para su digitalización y difusión.

Servando Álvarez-Beigbeder (hijo) hizo una brillante lectura, junto a su pequeño Javier, sobre "el amor a la música de toda mi familia", y consiguió emocionar al autor de la obra, que no quiso despedirse de los presentes sin aconsejarles: "leed el libro, que es lo importante".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios