Glamour sensual y niños de otro mundo en el Festival de Berlín

  • La actriz Kate Winslet causa sensación en la Berlinale con la cinta 'El lector', mientras que Puenzo y Ozon conmueven con 'El niño pez' y Ricky, respectivamente

La actriz británica Kate Winslet subió ayer la temperatura de la Berlinale con un toque de glamour sensual, en ocasión del estreno europeo de la película 'El lector' ('The Reader'), dirigida por el también inglés Stephen Daldry ('Billy Elliot', 'Las Horas').

La cinta se estrenó en la sección oficial del Festival aunque fuera de competencia, e inevitablemente la actriz tuvo que hablar sobre las escenas en que su personaje, Hanna, de 33 años, seduce al joven Michael, de apenas 15, encarnado por el actor alemán David Kross. "No me resultaron para nada difíciles", sostuvo sobre las comentadas secuencias quien por su trabajo en el film fue nominada por sexta vez al Oscar. "Son parte de mi trabajo y estoy acostumbrada". Además "David tenía ya 18 años, y yo fui un poco su guía en el momento de llevar adelante las escenas", detalló.

La cinta se basa en la novela homónima y parcialmente autobiográfica, de 1995, escrita por el alemán Bernhard Schlink, y está contada desde el punto de vista de Michael, quien durante la posguerra en Alemania vive un romance con Hanna.

Asimismo, la joven directora argentina Lucía Puenzo conmovió ayer al público del Festival con 'El niño pez', su segundo trabajo, presentado en la sección Panorama. La potente historia de amor entre Lala, una chica de clase acomodada, hija de un juez (Inés Efron), y la empleada doméstica paraguaya Ailín (Mariela Vitale 'Emme') sedujo al público con su mezcla de géneros, que va desde el melodrama hasta el thriller pasando por lo fantástico y la sutil fragmentación con que Puenzo estructura la trama.

El francés François Ozon, director de 'Ocho mujeres' (2002), presenta 'Ricky', el bebé volador de la película, el portentoso caso de una pareja feliz, pero pobre, formada por Alexandra Lamy y Sergi López -en el papel de Paco, un emigrante español-, que tiene un bebé al que de pronto le salen alas. No se trata de alas angelicales, más habituales en el mundo del celuloide, sino más bien semejantes a las de un pollo despellejado, primero, o una gallina con plumas, mucho después.

Lejos de traer rechazo o repulsión, los padres parece que incluso superan sus dificultades de pareja gracias a la criatura, un nene de verdad hermosísimo. 'Ricky' es una de las 18 aspirantes a los Osos y se proyectó en la sección oficial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios