El Gobierno español honra "al patriarca de los cómicos libres"

  • Rodríguez Zapatero entregó la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio a título póstumo a Fernando Fernán-Gómez, que recogió su viuda Emma Cohen

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reivindicó ayer los méritos de la generación de "cómicos libres" a la que pertenece su "patriarca", Fernando Fernán-Gómez, así como sus colegas de profesión Luis García Berlanga, Juan Antonio Bardem, Rafael Azcona, José Luis Borau o Manolo Aleixandre, en el acto de entrega de la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio, que, a título póstumo, recogió la viuda del actor, director, dramaturgo y académico, Emma Cohen.

El Cine Doré, sede de la Filmoteca Nacional, acogió un acto homenaje, presidido por Zapatero, y en el que estuvieron presentes el ministro de Cultura, César Antonio Molina; la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera; así como el director general del ICAA, Fernando Lara; o la presidenta de la Academia de Cine, Angeles González-Sinde. "Gracias por estar entre nosotros y gracias por este homenaje a la figura de Fernando", agradeció su viuda.

A la cita, en la que se proyectó un audiovisual con diversos extractos de entrevistas y declaraciones de Fernán-Gómez y fragmentos de sus principales películas (realizado por José Luis López-Linares y Arantxa Aguirre) también asistieron su hija Helena y compañeros de profesión como Alvaro de Luna, Neus Asensi, Berta Ojeda, Fernando Trueba, Pilar Bardem, María Asquerino, Marisa Paredes, Charo López, Sancho Gracia, Miriam Díaz Aroca, Tina Sáinz o José Manuel Cervino, entre otros muchos.

Zapatero, tras entregar a Cohen la condecoración ante los aplausos del público levantado de sus butacas, señaló en su discurso que Fernán-Gómez (que de niño frecuentaba el Cine Luchana acompañado de sus abuela y que, como él mismo recordaba, soñaba con ser "dos cosas: el niño Jackie Cooper y Emilio Salgari") fue "el patriarca de los cómicos".

"Además de sentirse cómico de la lengua, se convirtió en un intelectual respetado en todos los ámbitos", afirmó el presidente, destacando que los cómicos "siempre han sido la punta de lanza de nuestra sociedad". Después de la labor que, consideró, llevan a cabo los creadores en España, "nadie puede utilizar la palabra cómico con un tono ligero".

Recordar a Fernán-Gómez, prosiguió, es recordar también "a una generación que tuvo que sufrir una de las etapas más tristes de nuestra historia, viviendo como niños la guerra civil y después 40 años de dictadura". También destacó que los cómicos arriesgan en el ejercicio de la libertad, como hizo Fernán-Gómez en su discurso de ingreso en la RAE.

La Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio se une al resto de reconocimientos que el actor recibió durante su carrera. Además de ganar seis premios Goya tiene en su haber la Medalla de Oro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, la Medalla de Oro de las Bellas Artes y del Mérito en el Trabajo, los Premios Nacionales de Teatro y de Cinematografía y el Príncipe de Asturias de las Artes.

El Festival de San Sebastián le otorgó el Premio Donostia en reconocimiento a toda su trayectoria y fuera de nuestras fronteras su labor fue reconocida con dos Osos de Plata del Festival de Berlín en la categoría de mejor actor y la Copa Volpi del Festival de Venecia también como mejor actor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios