El Guggenheim examina el retorno al orden en el arte europeo del XX

  • El museo bilbaíno exhibe obras de artistas que viraron al clasicismo tras la Gran Guerra

El Museo Guggenheim Bilbao acoge desde hoy una exposición que examina el retorno al orden y a la pureza estética del arte europeo posterior a la I Guerra Mundial, que acompañaría al surgimiento de los movimientos totalitarios en Alemania e Italia en la segunda y tercera década del siglo XX. La muestra, titulada Caos y clasicismo: Arte en Francia, Italia, Alemania y España, 1918-1936, presentada ayer por su comisario principal, Kenneth Silver, catedrático de Arte Moderno de la Universidad de Nueva York, está compuesta por más de 150 piezas.

En ella se incluyen pinturas y esculturas de algunos de los grandes maestros europeos de la primera mitad del siglo XX como Picasso, Braque, Léger, Oto Dixx, Giorgio de Chirico, Carlo Carrá o Ludwing Mies van der Rohe.

Silver explicó que, para entender su desarrollo, hay que tener en cuenta que "tras el fuerte trauma generado por la primera gran contienda europea en los países implicados, los artistas de los mismos abandonaron los movimiento expresivos dominantes hasta entonces (cubismo, expresionismo, futurismo, etc) y volvieron su mirada hacia el arte clásico, entendido como tal el realizado en la Italia del Renacimiento o la España barroca y el arte francés del XVII".

El comisario precisó que "no se trataba de rechazar totalmente lo hecho hasta entonces, sino más bien, de intentar integrar algunos elementos" de las corrientes artísticas anteriores a la I Guerra Mundial en el nuevo concepto estético que se buscaba, basado en el orden de las composiciones, la pureza de líneas y la limpieza de los trazos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios