ismael jordi. tenor

"Irme de Jerez fue un gran sacrificio"

  • El cantante jerezano pasa unos días en su tierra natal tras su regreso del Covent Garden londinense y antes de debutar 'Fausto' en el Teatro Villamarta

Ismael Jordi posa en 'ArteaDiario' días atrás durante la entrevista. Ismael Jordi posa en 'ArteaDiario' días atrás durante la entrevista.

Ismael Jordi posa en 'ArteaDiario' días atrás durante la entrevista. / miguel ángel gonzález

-Vuelve a casa por Navidad, ¿hace tiempo que no cumplía la frase del turrón?

-Hace tiempo que no estaba las dos o tres semanas antes de Navidad aquí. Es una época maravillosa, de zambombas y pasarlo bien. Pero sin embargo, estaré unos días en Verona estudiando, aquí no me puedo concentrar con tantas fiestas (ríe).

-Acaba de regresar de Londres, donde ha permanecido dos meses con motivo de sus funciones en el Covent Garden con 'Lucia di Lammermoor', en el papel de Edgardo.

-Siempre digo lo mismo porque es verdad, y las críticas han sido muy buenas, lo que más me llena de alegría es que cuenten conmigo porque ya es la tercera vez que voy. Ya me conocen y ya va uno con otro talante.

-¿Cómo ha sido el día a día allí?

-Los ensayos empezaban a las 10 de la mañana. Tres horas por la mañana y luego tres por la tarde. Hemos tenido una directora de escena, Katie Mitchell, que tenía un plan de trabajo bastante fuerte y la verdad es que hemos estado muy bien y con muy buen ambiente. Ha sido un exitazo. La producción se hizo hace dos años, cuando tuvo críticas muy feroces, pero ahora se limpió todo y el resultado fue tremendo. Ha gustado esa visión cinematográfica y el público lo ha aceptado muy bien. Total, por la mañana hacía algo de deporte antes de los ensayos y este año me cogí el apartamento por la zona de Waterloo, cruzaba el puente todos los días y me encantaba. Y en el tiempo libre pues me perdía andando por zonas que no conocía.

-¿Cómo se siente uno justo antes de salir a escena?

-Nervioso. Soy de los que digo que si no estoy nervioso no estoy tranquilo, porque me desconcentro. Me gusta tener ese pellizco antes de salir y creo que a los que llevan 40 años de carrera también les pasa. Una vez que estoy en el escenario y veo que la voz está bien, ya estoy tranquilo. Cuanto más años llevas en esto más nervioso porque tienes más responsabilidad. ¿Qué es lo peor que me puede pasar?, ¿que hablen mal de mí? Peor lo tienen un torero.

-Imagino que en algún momento se le habrá olvidado 'la letra'.

-En alguna, pero lo importante es seguir, aunque sea con la la la, y no quedarse callado porque entonces se te ve el plumero. Pero todo esto forma parte del espectáculo.

-Y ahora, ¿qué toca cantar?

-Toca 'Fausto', en enero, en Jerez. Una ópera en la que debuto, que ya tenía ganas de cantar, lo que pasa que tenía que esperar por madurez personal y de la voz. El próximo año la canto también en el Teatro Real de Madrid. En Jerez nunca se había hecho y me apetecía debutarlo aquí. El Villamarta ha hecho un gran esfuerzo porque es una obra que tiene un gran elenco, con Isabel Rey, que es una soprano maravillosa; Alexander Vinogradov, que está cantando ahora mismo con Plácido Domingo en Valencia y que ya hizo 'Romeo y Julieta' en Jerez, donde asegura que le trataron fenomenal. Hacía tiempo que no cantaba ópera en mi tierra y me hace mucha ilusión. Me siento muy querido aquí.

-¿Cómo es el papel que afronta?

-Es un personaje complejo. La partitura musical es difícil, otro tipo de vocalidad que ahora, con el tiempo, estoy intentando cantar. Tengo muchas gantas de cantarlo porque además ya lo hizo Kraus y Domingo.

-¿Ha rechazado algún papel porque no le haya gustado el personaje en sí?

-No, más por la vocalidad, como 'Bohème', 'Carmen', no tengo esa vocalidad. Es una naturaleza que se tiene o no. Tengo otro tipo de vocalidad belcantista que va además con mi forma de ser. Si en unos años la voz da un cambio, quizás. Me siento a gusto con lo que canto.

-Hablando de debutar, ¿con qué más le gustaría estrenarse?

-Me gustaría debutar el 'Werther'... Pero tengo tanto que cantar... Estoy abierto a todas las posibilidades artísticas, mientras sea una cosa bien hecha, seria y en la que yo pueda aportar algo.

-¿Hasta cuándo tiene agenda?

-Hasta el año 2022.

-Será el único español que sabe que seguirá trabajando hasta entonces.

-Bueno... (sonríe).

-Y también será el único que no se resfría en invierno, con lo que se cuida de ello.

-No quiero llegar a obsesionarme, pero no estoy en sitios donde haya mucha gente, evito los cambios de temperatura, tomo cositas como propóleo, miel, piña, vacunas... Eso al final es más psicológico: ea, ya me he tomado esto pues ya no me pongo malo (ríe). Pero me resfrío todos los años.

-Jerez es una buena tierra de artistas. Hablamos de las sopranos Máriam Guerra, Maribel Ortega...

-Sí, sí..., enormes. Bueno, y sólo tienes que irte a una zambomba, o a una Feria, las voces que hay, lo que pasa que a los jerezanos nos cuesta mucho irnos de Jerez, nos arraigamos. Se vive muy bien. No hay un día que yo no quiera volver. Mi sacrificio fue irme de aquí. Pero hay que estudiar, actuar...

-Y después de Jerez, ¿qué tiene?

-Después me voy corriendo (precisamente) a Atenas, donde hago 'Romeo y Julieta', en febrero; luego tomaré un tiempo en marzo para regresar aquí, y después me voy a Montreal, también con 'Romeo y Julieta', luego cierro Madrid con 'Lucia' y abro allí con 'Fausto'.

-En esta vida tan lírica que lleva usted, ¿qué anécdota puede contar?

-Mmm..., pues aquella vez que fui a la embajada española en La Haya, donde dimos un concierto, y en un cóctel con productos españoles, un señor no paraba de ofrecerme jamón. Y ese hombre me sonaba muchísimo, hasta que no dudé en preguntarle: "discúlpeme, pero su cara me suena tanto... pero no caigo", - "sí, hombre -me dijo- yo soy Pedro Duque, el astronauta" (ríe). Y no paraba de traerme jamón, que no me faltara de nada, decía él. Un detallazo. Bueno, y así miles.

-¿En qué momento se encuentra ahora?

-En uno muy bonito, de madurez como persona, y muy bueno en mi carrera, con ganas de hacer muchas cosas y de ser feliz, sobre todo, de ser feliz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios