Morao mira a Morao

  • El CADF muestra a través de una amplia documentación "la vida de trabajo" del patriarca jerezano, desde sus primeras apariciones en los tablaos hasta sus viajes por el mundo como empresario.

Manuel Morao se encontró ayer consigo mismo. Un Manuel Morao en sus primeros años de artista, de acompañante de grandes nombres -cuando el suyo no se quedaba atrás-, como empresario e impulsor de futuras promesas. En películas, discos, en la literatura flamenca... Un Morao que no hay que olvidar, un nombre digno de recordar. Y así tiene que ser. Por ello, la alcaldesa, Mamen Sánchez, acompañada del mismo Manuel Morao y la delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Remedios Palma, inauguró ayer en el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco (CADF) una exposición sobre el artista jerezano, con motivo de su reciente nombramiento como Hijo Predilecto de la Ciudad de Jerez y la celebración, del 23 al 25 de junio, del seminario ‘La obra del Patriarca Manuel Morao. Encuentro con su conocimiento’. La muestra, que estará abierta hasta el 16 de septiembre, realiza un recorrido cronológico por la vida y obra del artista jerezano, a través de fondos documentales de diversa índole como carteles, fotografías, discos y libros, entre otros, con especial atención a los espectáculos que impulsó para dar a conocer a jóvenes artistas flamencos. Sánchez dio las gracias a la Junta por contribuir en esta muestra , en la que “debemos ver la obligación que tenemos de dar a conocer nuestro patrimonio que es el flamenco, que es Jerez y que lo debemos llevar a gala. Y nuestro patrimonio son nuestros artistas, algo que proyectan cada vez que salen de Jerez”. 

La totalidad de los contenidos son propiedad del CADF, que en gran parte donó el propio patriarca, cuya relación con el Centro comenzó 30 años atrás pues fue uno de los impulsores del consejo asesor de lo que fue la Fundación Andaluza del Flamenco, origen de este Centro, cuya sala de exposiciones reabre mejorada con ocasión de esta cita. “Él, además, es un maestro mecenas pues ha tenido la virtud de conocer y saber dónde estaban los buenos valores y ha tocado con la varita mágica del revuelo y el arte futuro a artistas jóvenes, que están proyectados internacionalmente”, comentó Palma, quien aseguró además que Jerez “es más Jerez teniendo como Hijo Predilecto a Manuel Morao”. 

Manuel Morao, momentos antes de la inauguración de la muestra, agradeció con todo su corazón “a la autoridades y al Centro -en los nombres de Ana Rodríguez Tenorio y Joaquín Carrera- por haber puesto todo su cariño e interés para que esta exposición tenga el éxito que ellos desean. A esta casa le tengo mucho cariño desde que empezó a andar. Desde que se abrió no he dejado de venir aquí cuando he podido”. 

La exposición habla de los orígenes del autor, su faceta como guitarrista acompañante de grandes figuras como Manolo Caracol, Lola Flores, Antonio ‘El bailarín’ -con quien estuvo diez años de gira-, Antonio Mairena, Fernando Terremoto o La Paquera, a través de discos de pizarra, fotogramas de películas en las que participó junto a ellos. “Una segunda parte cuenta su faceta como empresario de compañías de cante y baile con las que hizo turné por todo el mundo, espectáculos en los que también participaba. A muchos de los jóvenes artistas que le acompañaba se puede decir que él les dio la alternativa”, cuenta Rodríguez Tenorio, del CADF. Cartelería de Broadway, fotografías, hasta los baúles que se utilizaron en los viajes a EEUU. Vitrinas con originales y reproducciones que retratan trabajo, mucho trabajo, y cariño, todo el que ha conservado esta documentación a lo largo de los años, porque alguien supo ver que todo esto habría que contarlo un día. 

“Morao –añade Tenorio– no le temía a nada, dentro de su concepto del  arte flamenco que es muy puro y claro. Un gran trabajador. Sí, su vida es una vida de mucho trabajo”.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios