Santa Catalina abre sus puertas al objetivo del mítico Cartier-Bresson

  • Mañana se inaugura en el Castillo una muestra que reúne 133 fotografías del maestro francés de la imagen · La exposición, que llega a Cádiz gracias a la Fundación La Caixa, abrirá hasta septiembre

El Castillo de Santa Catalina acogerá desde mañana una exposición de las que prometen. Cartier-Bresson. Fotógrafo es el título de una muestra que reúne 133 imágenes del mítico fotógrafo francés y que podrá verse en Cádiz hasta el próximo 7 de septiembre. La exposición llega a la ciudad gracias a la Fundación La Caixa y la colaboración del Ayuntamiento de Cádiz, Magnum Photos y la Fundación Cartier-Bresson.

La exposición es una retrospectiva del trabajo de Henri Cartier-Bresson (1908-2004) que abarca un periodo de trabajo de más de 40 años, entre 1932 y 1979, con representación de todas las facetas de su producción fotográfica. Integrada tanto por paisajes urbanos de medio mundo como por acontecimientos históricos, la muestra permitirá ver imágenes de la coronación del rey Jorge VI de Inglaterra, la incineración de Ghandi o las primeras detenciones de informadores de la Gestapo en la Alemania de 1945, finalizada la II Guerra Mundial.

De hecho, Cartier-Bresson fue testigo directo del México de los años 30 que nació después de la Revolución, de la Alemania liberada de los nazis por las tropas aliadas o de los países del Este en los primeros años de la guerra fría.

También se podrán ver en la exposición de Santa Catalina las fotos que Cartier hizo de escritores y otros artistas con los que compartió ideas e inquietudes, como Alberto Giacometti, Truman Capote, Jean-Paul Sartre, William Faulkner o Henri Matisse.

La muestra, según informa la Fundación La Caixa en una nota de prensa, ofrece "el retrato de un artista dotado de una mirada excepcional que escogió siempre el anonimato en la acción para poder captar el mejor instante".

Esta exposición de la obra social de la entidad financiera catalana ha podido ser vista ya, entre otras ciudades, en Girona, Tarragona y Lleida. Su comisario, que tiene previsto estar en Cádiz mañana en la inauguración de la muestra, es Robert Delpire, amigo del desaparecido fotógrafo francés y quien ya coordinó hace cuatro años otra exposición fotográfica integrada por 93 imágenes escogidas por el propio Cartier-Bresson, y que también tuvo el sello organizativo de La Caixa.

Profundo amante de España, país que visitó en varias ocasiones, Henri Cartier-Bresson cuenta en su producción con imágenes, tomadas en los años de la Segunda República, de Barcelona, Madrid, Valencia, Alicante, Córdoba, Granada o Sevilla, paisajes urbanos e históricos que también podrán contemplarse en la exposición de Santa Catalina.

"Para mí -explicaba el propio Cartier-, la cámara es un cuaderno de esbozos, el instrumento de la intuición y la espontaneidad, la dueña del instante, que, en términos visuales, interroga y decide al mismo tiempo. Para representar el mundo hay que sentirse implicado en lo que se captura a través del visor. Esa actitud requiere concentración, sensibilidad y sentido de la geometría. La simplicidad de la expresión se logra mediante una economía de medios y olvidándose de uno mismo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios