'Tosca', la verdad sube a escena

  • Ángeles Blancas y Jorge de León encabezan el reparto de esta obra de Puccini, que podrá verse mañana y el sábado en el Villamarta, y a la que Giancarlo del Mónaco da un giro "cinematográfico"

Comentarios 1

Nunca la verdad tuvo seis letras, sino cinco. Siempre debió hacerse llamar Tosca. Una obra de G. Puccini que concentra tanta emoción en sí misma, que sólo puede dar de sí pura realidad, nada de cartón piedra. Hasta este punto de verdad es el que han tratado de llegar, y ellos mismos confiesan que lo han conseguido, el elenco de la ópera que se representará en el Villamarta mañana jueves y el sábado, a las 20 horas. Una cita con la que el coliseo jerezano abre el tiempo para la lírica de 2015. "Estamos muy contentos de retomar este proyecto, que quedó suspendido en mayo de 2012 por falta de financiación", recordó ayer en rueda de prensa la directora del Teatro,  Isamay Benavente, que calificó el reparto de esta 'Tosca' de "top ten, porque los jerezanos se merecen este título, una obra de primera". Por eso, Giancarlo del Mónaco, director de escena, ha dado un giro "cinematográfico" a la ópera 'Tosca', ayudado en estas labores por Marco Berriel. La soprano Ángeles Blancas y el tenor Jorge de León encabezan un reparto, del que también forman parte el barítono italiano Alberto Mastromarino. 

Y es que este título se convierte en un homenaje a cineastas italianos. En este caso, a Roberto Rossellini y su película 'Roma, ciudad abierta'. Ello explica que Del Mónaco haya cambiado el contexto histórico del argumento de 'Tosca' y lo sitúe en la Roma ocupada por los nazis en 1943 y no por Napoleón. "No es una modernez, sino la voluntad de acercar la trama a una realidad teatral", añadió Berriel, que precisó que el reto para los cantantes es "bestial", puesto que a las dificultades inherentes al canto se suman las teatrales hasta "llegar a la verdad, a la transmisión de las emociones". El ayudante de dirección se mostró satisfecho de la implicación del elenco artístico durante los ensayos, al tiempo que destacó su gran calidad. "Es un lujo para el público de Jerez tenerlos a ellos como intérpretes".

Un emocionado Carlos Aragón, director musical al frente de la Orquesta Filarmónica de Málaga, recordó que Puccini "es el antecesor directo del cine y de los compositores de grandes bandas sonoras". Sobre la obra, apuntó que es una historia de amor "sazonada por el dominio y el poder del malo de la película". Asimismo, destacó "el ritmo teatral de su música, su capacidad para describir atmósferas y crear una partitura diluida en un discurso constante y homogéneo". En su opinión, 'Tosca' es una de las óperas ideales para aficionarse al género lírico. "Es un título que engancha a este mundo tan fascinante como es la ópera", puesto que, en este caso, se conjugan "una catarsis de emociones, una producción de una fuerza arrolladora y un gran nivel artístico entre los cantantes". Y advirtió a los espectadores que es un título "para jartarse de llorar. Aquí muere hasta el apuntador". Aragón destacó que lo que ocurre en escena es la verdad, "los artistas se sinceran en las emociones". Un trabajo, el de esta ópera, que dijo, "es para el público, no para nosotros". 

Otro de los atractivos de esta 'Tosca' reside en el debut en el papel protagonista de Floria Tosca por parte de la soprano Ángeles Blancas, una cantante de talla internacional. En cambio, tanto el tenor Jorge de León -que interpreta a Mario Cavaradossi- como el barítono Alberto Mastromarino -Barón Scarpia- ya han interpretado sus respectivos roles en otras ocasiones.

"Es el montaje de 'Tosca' al que más cariño le tengo", aseguró Jorge de León. Mostró su admiración por Giancarlo del Mónaco -"uno de mis mentores al que le debo muchísimo"- e hizo hincapié en que el dramatismo de este título es "tremendo". "Hay situaciones complejas de cantar si te dejas llevar por las emociones". De León, cuya carrera artística tiene un marcado carácter internacional, recordó su primera actuación en el Teatro Villamarta con la zarzuela 'Doña Francisquita', bajo la dirección de Francisco López.

Quien pisa el escenario del coliseo jerezano por primera vez es el barítono italiano Alberto Mastromarino, quien considera que la trama argumental original puede plantearse "en cualquier tiempo y lugar". De ahí que considere que "no es fundamental la adaptación a un momento histórico concreto". No obstante, confesó que "no se puede cantar y actuar de la misma manera si una ópera está ambientada en el siglo XIX o en otra época".

Para Jesús Ruiz, diseñador del vestuario, si existieran los Oscar de la lírica, "serían para los protagonistas de esta obra. No puedo evitar emocionarme cuando hablo de ella". "El terror -añadió- y la crueldad centran este título". A su juicio, el montaje escénico ideado por Del Mónaco se presenta ante el espectador como "descarnado y frío" e insiste en la importancia de que "todo se perciba como un documento gráfico", de ahí el predominio de la gama de grises.

El reparto artístico lo completan Enric Martínez-Castignani (papel de Sagistrano), Alberto Feria (Angelotti), José Canales (Spoletta), Leonor Bonilla (Pastorcillo), Luis Martín (Sciarrone) y Rafael Berdún (Carcelero). A ellos se suma el Coro del Teatro Villamarta, bajo la dirección de Joan Cabero, y la Escolanía Los Trovadores, dirigida por María Jesús Durán.

Con esta producción, Giancarlo del Mónaco cierra una trilogía que conecta el mundo lírico con el cinematográfico. Ya lo hizo en 2009 con 'Payasos' de Leoncavallo, donde rendía homenaje a Fellini; y en 2010 con 'Madama Butterfly' de Puccini, que relacionó con la denuncia social del cine de Akira Kurosawa. 'Tosca' es una coproducción en la que participa el Teatro Villamarta junto al Festival de Ópera de Tenerife, Auditorio de Tenerife, Teatro Calderón de Valladolid, Auditorio Baluarte de Pamplona y Ópera de Lausanne.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios