Estrenos Héroes crepusculares sacados de un tebeo se enfrentan a Clint Eastwood y Antonio Banderas por la taquilla española

'Watchmen' llega a los cines

  • Desde que en 1986 el cómic de Alan Moore y Dave Gibbons puso patas arriba el género de los superhéroes, varios estudios de Hollywood han intentado llevarlo a la gran pantalla y Warner lo ha logrado

En septiembre de 1986, la editorial DC Comics publicaba en los EEUU el primer número de Watchmen, una obra del guionista Alan Moore y el dibujante Dave Gibbons. Concebida como una serie limitada de doce comic-books, en octubre de 1987 la saga llegaba a su último número y, con él, se precipitaba también el final de una época. El cómic de superhéroes se había hecho definitivamente adulto. Watchmen consiguió el reconocimiento unánime de la crítica, el favor del público y se convirtió en uno de los tebeos más influyentes de todos los tiempos. No es de extrañar, por tanto, que ya desde su nacimiento, el cómic de Moore y Gibbons llamara poderosamente la atención de los estudios de Hollywood, siempre a la caza constante de talento ajeno. El estreno de hoy no es sino el resultado de un tortuoso camino que comenzó en el mismo 1986. Como el Dr. Manhattan, uno de los personajes principales del tebeo, vamos a navegar por el tiempo y el espacio y conoceremos cómo se gestó la adaptación al cine del único cómic que la revista Time ha incluido en la lista de las mejores obras literarias en lengua inglesa.

La 20th Century Fox fue la primera productora en adquirir los derechos de la obra. En 1987, Lawrence Gordon trabajaba en el desarrollo de la película y se puso en contacto con Alan Moore para la escritura del guión, pero este declinó la oferta. Que uno de los padres de la criatura se niegue a colaborar no supone impedimento alguno para un entusiasta ejecutivo de Hollywood: el primer borrador lo firmó Sam Hamm, un escritor con oficio que contaba con la confianza del productor. Sin embargo, el estudio se embarcó en otras aventuras y, cuatro años más tarde, con la preproducción estancada, Fox concedió la libertad a Gordon de llevar el proyecto a otra compañía.

Warner se convirtió en la nueva casa de Watchmen, y Terry Gilliam se perfilaba como su director. La afición del ex Monty Python a los retos desmesurados lo situaban en una buena posición para estar a cargo del proyecto. Ahora bien, el reducido presupuesto que manejaba Warner puso a los creativos en una situación difícil (y más tratándose de Gilliam, acostumbrado a dilapidar millones y millones de dólares en cada una de sus obras). Finalmente, Gilliam abandonó el barco ycon la convicción de que la película nunca vería la luz, y Warner decidió echar el balón fuera desvinculándose de la producción.

En 2001 hay una nueva parada: Universal. David Hayter es el nuevo hombre de Gordon. Todo parece ir sobre ruedas, y Hayter declaró que hasta el mismo Alan Moore se entusiasma de nuevo. Pero las diferencias entre el director y Universal dan al traste con el trabajo realizado. Otro retraso. En 2004, Paramount entró en juego. Suena el nombre de Darren Aronofsky como director. Nuevo fiasco y nuevo parón.

Llegamos a 2006. Warner vuelve a interesarse en Watchmen y llega a un acuerdo con Paramount para recuperar el timón del proyecto. Las películas de superhéroes están de moda, y el nombre de Zack Snyder, que acaba de reventar la taquilla con 300, adaptación del cómic de Frank Miller, suena con fuerza. Las nuevas técnicas digitales facilitan la adaptación, el director parece ser el adecuado y el momento es el idóneo. El camino parece estar llegando a su final.

Tras tres años de trabajo, una sucesión de problemas legales (Fox reclamó su participación sobre los derechos y estuvo a punto de truncar el estreno) y una campaña masiva a través de la Red, Snyder consigue que Watchmen, la película, se convierta en una realidad. Con un reparto desconocido, el reclamo principal del filme es el propio material del que parte. Hoy se despejará la gran incógnita: ¿estará la película a la altura de una de las cimas del noveno arte?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios