CINE

Las chicas cambian de país

  • Se estrena 'Sexo en Nueva York 2', donde Samantha y compañía trasladan sus nuevas y sofisticadas aventuras a los desiertos árabes con cameos de lujo

El estreno fuerte de esta primera semana de junio no deja de darnos la razón a lo que escribimos cuando la llegada hace dos semanas de Prince of Persia. Las fuentes alternativas de búsqueda de inspiración de los guionistas se expanden una vez agotado para el cine comercial americano el secreto de su éxito. E irá a peor, pues los estudios están cerrando sus divisiones que dedicaban a películas más independientes, con lo que el futuro estará dominado por grandes producciones destinadas a romper taquillas junto con el inevitable 3D. Por de pronto, en este mes en el que la que la atonía habitual del preverano se une al inminente mundial de fútbol para ralentizar las novedades en cartelera, nos conformamos con una explotación quizás más allá de lo razonable de uno de los éxitos de la última década que cimentaron el prestigio de la cadena HBO, como fue Sexo en Nueva York.

Una serie que duró seis temporadas, de 1998 a 2004, donde se narraba la historia de cuatro amigas de la buena sociedad neoyorquina y sus amores. Hace dos años, con la serie ya cuatro años "a dos metros bajo tierra", por citar otro de los éxitos de la HBO, se estrenó una película que continuaba las andanzas de las cuatro chicas, (Kim Cattrall, Sarah Jessica Parker, Kristin Davis y Cynthia Nixon), ya en la cincuentena. El resultado en taquilla fue tan bueno que se ha decidido hacer una nueva secuela, aunque habrá que ver si su fiel público sigue dispuesto a engancharse. Como se ve, Sexo en Nueva York sigue la estela de series como Expediente X que también tuvo sus películas póstumas o la recién fenecida Lost, de la que ya se anuncian secuelas cinematográficas para seguir explotando las realidades paralelas. Como se ve, la codicia de la industria es como los caladeros de pesca, no tiene miedo a gastarlos.

Pero no deben tenerlo muy claro los guionistas cuando han trasladado la acción de lugar. Conscientes de que la Gran Manzana estaba más bien agotada, han preferido un periplo más exótico, saltándose incluso la lógica del título (aunque en honor de la verdad el título original es Sex and the City, sin Nueva York). Así que las chicas se trasladan a los desiertos de Abu Dhabi, donde las nuevas aventuras de la glamourosas chicas pasan entre camellos y jeques. Aunque dada la inestabilidad de la zona y los problemas de rodar allí se utilizó Marruecos, que se está convirtiendo en el comodín de Hollywood cuando se trata de hacer localizaciones exóticas. Las chicas se van allí de vacaciones para retomar viejos tiempos y escapar de sus presentes. Samantha sigue siendo una depredadora pero le asusta la edad. Charlotte ve cómo su matrimonio peligra por una niñera. Carrie ve cómo su romance con Míster Big se atasca. Y Miranda intenta conciliar su vida con un marido del que se ha separado y reconciliado. Claro que a ellas les esperan grandes sorpresas en el desértico país al que van.

Atención a los cameos de este film, que por cierto dura casi dos horas y media, como un homenaje a tan carismáticos personajes. Incluyen a Penélope Cruz, que parece imprescindible en todo film glamouroso actual que se precie y a la veterana Liza Minelli. Ahora, a ver si el éxito o no de este film prolonga la vida de Carrie y compañía en las pantallas o les da una jubilación forzosa. Que Hollywood es como la edad, no perdona los deslices.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios