"El cine español es muy rico pero sigue muy colonizado"

  • El Festival de Málaga programa una retrospectiva dedicada al veterano director Mario Camus, que admite que "cada vez es más difícil poner en pie un proyecto"

El cineasta Mario Camus, del que el undécimo Festival de Cine Español de Málaga ha programado una retrospectiva, afirmó ayer que cree que el cine actual en nuestro país "es muy rico, pero el problema es que sigue muy colonizado y es muy complicado estrenar".

Para Camus, el cine español es "muy variado", porque hay "varias generaciones haciendo cine al mismo tiempo", y la suya sigue "fiel a sus principios, con historias que vienen del neorrealismo italiano o del cinema inglés".

El director cántabro aprecia "mucha variedad y talento" en los creadores actuales, "que ya nacieron con las imágenes de la televisión, mientras que nosotros lo tuvimos que aprender".

Ha admitido que para él es "cada vez más difícil levantar un proyecto", y por eso rodó su última película, 'El prado de las estrellas', cinco años después de la anterior.

"Tuve suerte porque después de cinco años vinieron unos señores a casa, me preguntaron si tenía una película y tenía dos historias", porque durante esos cinco años "no había estado mano sobre mano, sino trabajando", algo que es "un instinto después de cuarenta años", dijo en rueda de prensa.

Según Camus, "todo ha cambiado" y a los cineastas de su generación les "cuesta mucho trabajo colocar las cosas", y "uno se cansa ya, siempre subiendo, y llega un momento en que te asfixias un poco". Ve un mínimo de una película al día, especialmente "los grandes clásicos de los años 30, 40 y 50, porque a partir de los 60 se convierten en otra cosa", y de las actuales le gustan más las españolas que las extranjeras, y las americanas le "horrorizan".

Dentro del cine europeo, lamenta que "se haya perdido el cine italiano, porque siempre fue una referencia fantástica para nuestra generación y otras posteriores". Sin embargo, ve todo estas películas "con mucho retraso" y en DVD, porque para él meterse en un "cine con veinte salas con olor a palomitas y coca-colas es muy penoso, y por tanto no lo practico".

Sobre la crítica, ha apuntado que es algo con lo que han "convivido siempre" y que sólo le molestan "las críticas antipáticas" que le juzgan por la generación a la que pertenece o por el tipo de películas que rueda. "Me preocupa que saquen a relucir cosas que en ti no consienten y que en el cine americano toleran", afirmó Camus, que sin embargo ha asegurado que "llega un momento en que eres como un colchón y no hacen tanto efecto", ya que antes "estaba quince días sin dormir y ahora se pasa". Respecto a sus trabajos en series televisivas, con títulos como 'La forja de un rebelde' o 'Fortunata y Jacinta', dijo que fue "un agraciado por poder trabajar con textos que ya estaban glorificados".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios