XII festival de jerez

Cuando el flamenco se hace danza

  • El Nuevo Ballet Español presenta hoy en el Villamarta 'Sangre', una sucesión de movimientos que expresan la esencia de la compañía: la fusión · Elu de Jerez, en Villavicencio, y el baile de Marco Flores, cierran la jornada

Comentarios 1

La frescura y dinamismo del Nuevo Ballet Español (NBE) llega esta noche, a partir de las nueve en punto, al Teatro Villamarta con toda su artillería, con ganas de agradar y con una exquisita conjunción de tradición y modernidad al servicio de una veintena de artistas sobre el escenario que expresan raíces y constantes flamencas a través del vehículo de la danza. Liderada por las figuras jóvenes y contrastadas de los bailarines madrileños Carlos Rodríguez y Ángel Rojas, Sangre, la nueva propuesta del NBE configurada a partir de retales de lujo de anteriores espectáculos, pretende "evocar la esencia y el espíritu de la compañía: la fusión". Eso, al menos, es lo que pusieron de manifiesto, ayer en la rueda de prensa previa al espectáculo, los bailarines del BNE, María López e Iván Martín.

"Sangre es una sucesión de secuencias de danzas contemporáneas, muy dinámica, muy pensada para el público, sin hilo argumental pero con una sucesión de números de danza expresada mediante palos flamencos", explicó la joven María López, primera bailarina de la compañía. Por su parte, Iván Martín aseguró que la obra cuenta con "un dinamismo escénico y coreográfico muy especial, impregnado del estilo más genuino del Nuevo Ballet Español, que aúna modernidad y tradición a partes iguales, lo cual aporta equilibrio al montaje".

Con la música de Antonio Rey, Gaspar Rodríguez y Daniel Jurado -los dos últimos son los dos guitarristas que intervienen en el montaje-, Sangre cuenta con ocho números coreografiados por Rojas & Rodríguez, entre los que destacan los solos de ambos intérpretes. Un cuerpo de baile conformado por nueve jóvenes bailarines y un total de ocho músicos en directo conforman el elenco del nuevo trabajo del BNE, en el que, musicalmente hablando, "se han querido rescatar los toques flamencos tradicionales para que al mezclarlos con las armonías de flauta, chelo y violín se logre un sonido moderno, fresco y dinámico".

Antes de que tenga lugar el espectáculo del principal escenario de la muestra, el Palacio de Villavicencio estrenará ciclo. Elu de Jerez será la encargada de abrir 'Los conciertos de Palacio' con un recital en acústico en el que la cantaora de la Plazuela recorrerá los cantes grandes y el soniquete genuino de Jerez. Acompañada del toque del plazuelero Domingo Rubichi, Eloísa Jiménez, de indiscutible herencia flamenca, cantará bulerías, bulerías por soleá, seguiriya... "Y lo que vaya surgiendo", según apuntó ayer en el Consejo Regulador.

Marco Flores echará el cierre a la tercera jornada del certamen en la Sala Compañía. El bailaor arcense, que ha venido acudiendo con regularidad en las últimas ediciones del Festival -aunque nunca en solitario-, presenta en el ciclo 'Solos en Compañía' un pequeño formato compuesto por "los palos con los que más me identifico", entre ellos la farruca, los martinetes y las alegrías, por los que resultó premiado en el último Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba. La música y el toque de su montaje corren a cargo de la guitarrista portuense Antonia Jiménez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios