Farru · Bailaor

"Me gustaría ir como bailaor por España en unas Olimpiadas"

Comentarios 4

-¿Qué tiene el Festival de Jerez que no tienen los demás?

-Creo que al organizarse en Jerez tiene muchísimo prestigio, como ocurre con las grandes plazas de toros. Aquí a la gente le gusta lo bueno y no le puedes engañar. Además, apoyan a toda clase de propuestas flamencas.

-¿Con qué rincón de Jerez se queda de forma especial?

-Con todos sus rincones. Jerez me encanta, según entras se respira flamenco. La gente lo vive y lo encuentras en cualquier sitio, en otras ciudades hay que buscarlo.

-¿Bailar pegados es bailar o prefiere mantener la distancia?

-Según con quién. A mí me gusta conocer a todo tipo de personas y aprovecho lo que puedo del resto de compañeros. Compartiendo escenario aprendes lo que hay que hacer y lo que nunca hay que hacer.

-¿Qué artista le 'pone' o le 'ponía'?

-No podría decidirme por uno sólo... El flamenco es muy extenso. Paco de Lucía es uno de mis ídolos, también están Camarón, Pastora Pavón, Caracol, Chocolate, Carmen Amaya... Indudablemente, Farruco es el mayor de mis ídolos.

-¿Qué palo le da más 'palo'?

-Hacerlo bien todos es muy difícil. Interpretar cada palo es un reto para mí, aunque me da un poco más de respeto la soleá.

-¿Cuál es el sitio más raro en el que ha actuado?

-En Pensilvania, aunque llevaba una ristra de ajos (risas). Por cierto, que el sitio donde actuamos era guapísimo.

-¿Con quién se daría una 'pataíta', con Zapatero o con Rajoy?

-Ofú (más risas)... A los dos los llevaría de juerga a escuchar un buen cante y a ver un buen baile. Seguro como entonces se llevarían bien y en lugar de estar todo el día peleando se llevarían estupendamente. Seguro que los ponía de acuerdo rápido.

-¿Le has tenido que hacer la pelota a alguien para llegar a donde estás o los políticos suelen ser gente sensible?

-El mundo del flamenco es como cualquier otro... Hay mucho granuja también. Pero si vas por delante con tu trabajo y con respeto logras que te respeten los demás, no hay mejor camino para salir adelante.

-¿A quién o a qué le haría un desplante?

-¿Un desplante? A mí mismo, esto sería sinónimo de que quieres mejorar cada día, la mejor manera de crecer como artista es esta, exigirte al máximo. A mí me sucede, además, algo curioso, y es que nunca me gusta cómo bailo, no sé por qué.

-¿Hay algo que le dé 'jindama' en el flamenco actual?

-Me da jindama de que nosotros, los jóvenes, y también me incluyo yo en primer lugar, nos olvidemos del núcleo, de la raíz, con las nuevas tendencias que se ciernen sobre el flamenco, que nos olvidemos del por qué estamos aquí ahora.

-¿Qué disciplina elige de participar en una Olimpiada?

-Hombre... Me encantaría que pusieran como deporte olímpico el baile flamenco. Para mí sería un orgullo representar a España como bailaor y competir con bailaores de todos los países. Esto sería la señal inequívoca de que el flamenco se ha universalizado como nunca antes, sería algo maravilloso, de verdad que sí.-

-¿El flamenco da para forrarse o para llenar la nevera?

-El flamenco da para forrarse, seguro, por todos los lados, pero no es tan fácil. Hay que ver cómo te forras, sobre todo. Y para forrarte en el flamenco lo primero que tienes que ser es un fenómeno o tener muy pocos escrúpulos. El flamenco es una cosa de mucho respeto, hay que trabajar 24 horas al día los 365 días que tiene el año, y por cierto tener un buen manager.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios