La otra mirada

El patrimonio visual del flamenco

 INMERSOS de lleno en esta II Semana del Día Internacional del Flamenco, celebramos el segundo aniversario de la consideración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de esta faceta que es mucho más que música, porque el flamenco es una forma de vida, de expresión…, una cultura. 

De ahí que cualquier otra faceta artística o cultural se convierta también en magnífica acompañante de celebración. Tal es el caso de la fotografía, que contribuye y acompaña en esta efemérides al flamenco, y que podemos encontrarla dentro de nuestra ciudad en las exposiciones de las que brevemente hacemos referencia a continuación:

‘Inolvidables’ de Paco Sánchez en Pescadería Vieja, como su propio nombre indica, recupera mediante 30 retratos a grandes figuras de este arte ya desaparecidas y cuya memoria forma parte de ese patrimonio intangible al que tanto aportaron. Figuras míticas como Camarón, Juanito Valderrama, Bernarda de Utrera o el recientemente fallecido Moraíto, son inmortalizados por la cámara de Paco Sánchez, un asiduo de todas las citas del Festival de nuestra ciudad. 

Todas las fotos utilizan como técnica el blanco y negro, con predominio de esta última tonalidad, que junto al empleo del grano en las fotografías cargan  éstas de cromatismo y fuerza. Dos características intrínsecas al flamenco que el autor transforma en imágenes muy expresivas y de gran valor desde el punto de vista documental, pues ante su cámara desfilaron  estas grandes figuras del flamenco metidas de lleno en plena actuación,.

Otra cita importante viene de la mano del reconocido fotógrafo jerezano Miguel Ángel Castaño. Imaginario flamenco cuelga sus instantáneas de las paredes de la Nave del Aceite, junto al solar de la Ciudad del Flamenco, y nos acerca a momentos de la grabación de dos discos flamencos: Vors Jerez al cante  y Mujerez. En ellas el fotógrafo parece volverse invisible y captar magistralmente esos momento de verdadera esencia  que el flamenco es capaz de alcanzar. Como si no estuviera allí, con la pericia a las que nos tiene acostumbrados, la cámara de Castaño sabe disparar en el momento oportuno, en el instante preciso que los grandes maestros nos enseñaron. Para captar de esa forma la atmósfera, la singularidad del momento, la magia, el duende…

A estas dos exposiciones hay que unir el trabajo recopilatorio de imágenes de diversos momentos en la trayectoria del flamenco que ha recopilado el Centro Andaluz del Flamenco y que ahora se exponen en su sede de la plaza San Juan.

Como pueden comprobar, tres muestras que junto a un elevado número de actividades más hacen de esta semana recordar que este arte tan cercano a nosotros es universal y que combina de maravilla con otras manifestaciones artísticas, como puede ser la fotografía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios