XVIII Congreso Fundación Bonald

De cómo la poesía moderna europea nació al ritmo callejero de Baltimore

  • La unidad de los ideales del Viejo Continente vistos desde la óptica poética de Antonio Marí.

Comentarios 1

"¿Cómo se llama esta mujer que tenéis por aquí?", pregunta Antonio Marí, poeta, editor de poetas, y uno de nuestros más celebrados teóricos de la estética, ibicenco afincado en Barcelona desde hace años. "¿Susana Díaz?", intenta acertar el poeta Javier Vela, su presentador en la conferencia de ayer de la segunda jornada del Congreso Bonald, dedicado este año a las interrelaciones entre música y literatura. "¡¡¡Esto!!! Esta mujer va con la musiquilla de la unidad de España, la unidad de España... yo no estaría tan preocupado, que una península no se rompe tan fácilmente. Quizá debería preocuparse más por la unidad de Europa, que es más importante".

¿Cómo llegamos desde este punto de partida a una teoría sobre la génesis de la poesía moderna? Tiremos del hilo siguiendo a Marí. Vamos a partir de un artículo, una reflexión, de T.S. Eliot. Para los iniciados, T.S. Eliot no necesita demasiada presentación. Premio Nobel en el 48, menos discutido que el de Dylan (Bob), tiene en su haber The Waste Land, un poemario que sería a la poesía del siglo XX lo que el Blonde on blonde de Dylan a la música del siglo XX.

Pues Eliot escribe en 1946, cuando Europa es lo que es, cuando Berlín o Praga son lo más parecido al Oriente Medio actual, un llamamiento a "La unidad de Europa". El valor de ese texto está, naturalmente, en que se escribe cuando Europa está rota y Eliot planea sobre ella con sus armas, que son los poemas.

Cuenta Marí que ese texto, y otros muchos de Eliot, claro, nos ayudan a comprender nuestro universo estético común que, siguiendo a Eliot, nace en Baltimore. Sí, la poesía moderna europea, siguiendo el criterio de Eliot, nació en Estados Unidos y su creador fue un americano de origen irlandés llamado Edgar Allan Poe.

El razonamiento se enrosca cada vez más, como vemos. Sigamos avanzando. ¿Qué es lo que hace a Poe un poeta moderno? La música. Bueno, más exactamente "el efecto musical". ¿Y qué es eso?, nos preguntamos ante el erudito. No es, nos cuenta, lo que podríamos pensar de un poeta, digamos, como Rubén Darío, arrobado por una pieza de una bella perfección clásica que inspira una de sus rapsodias. No, eso no es la poesía moderna, es antigua. La música, el efecto musical, vendría a ser el ruido. La música es el sonido de la calle. Y así Eliot construye The Waste land, donde utiliza el habla cockney con el desparpajo de un instrumento estético más. Y el mismo Eliot dice que lo hace porque así lo hizo Poe en su concepto fundacional de la nueva poesía, simbolismo que viene del romanticismo, romanticismo que no viene del amor como vocablo, sino de lo extraordinario. Como el amor es extraordinario lo llamamos romántico, pero el amor se ha apoderado de la palabra romanticismo como se apodera de todas la cosas, por las bravas.

Sigo el discurso de Marí, pero no nos desviemos, que su charla se prolongó durante más de una hora y hay que resumir. Digo más, dice Eliot, no es que Poe influyera en mí, sino que es imposible entender a Baudelaire, a Mallarmé y a Valery, que son el trío de ases de la gran potencia poética francesa, sin el concepto sonoro de Poe. Y digo más, dice Eliot, tampoco al irlandés Yates ni al alemán Rilke. Y así es como conseguimos, a través de la poesía, un concepto básico y primigenio de la Unión Europea. "Algo más que los dineros", como dice Marí. Algo más que la unidad de España, como dice Susana Díaz. Música y poesía inspiradas por el amigo americano, el del Plan Marshall. Bonita teoría.

Previamente a este trayecto propio de un juego de laberinto del Quiz sobre los orígenes de la poesía moderna, la escritora Clara Janés, poetisa, traductora e integrante de la Real Academia Española desde 2015, refirió la trascendencia de la música popular y de "todo lo popular" en la creación poética. En especial habló de la estrecha relación que cada uno de los integrantes del Grupo del 27 mantuvo con la música, como nexo de conexión que irradiaba el embrujo de la Residencia de Estudiantes, con Lorca como foco central, y que proveyó las distintas perspectivas creadoras del propio Lorca, Gerardo Diego, Alexandre, Rosa Chacel, etc. En especial referencia al portuense Rafael Alberti, lo describió como "poeta esencialmente musical, que se mueve como pez en el agua en la melodía".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios