Editorial

Cuestión de limpieza

LA nueva polémica en torno al servicio de limpieza en la ciudad pone de manifiesto la necesidad de un cambio radical en las relaciones entre el Ayuntamiento y las empresas concesionarias. El conflicto que están viviendo por enésima vez el Ayuntamiento y la empresa Urbaser, aún no resuelto, no sólo perjudica a la imagen de la ciudad sino también a los bolsillos de todos los ciudadanos. Resulta urgente definir cuáles van a ser las relaciones de cara al futuro, con unas reglas del juego claras que permitan mantener una comunicación estable con un servicio de calidad y una empresa satisfecha que cumpla sus compromisos.

Que Jerez no está limpia, o todo lo limpia que debería estar, es un hecho indiscutible a estas alturas. La ciudad ha ido creciendo a un ritmo frenético en los últimos años, pero no lo ha hecho a un mismo ritmo la implantación de los servicios necesarios para la limpieza que demandan nuevas zonas. Lo que sí fue creciendo al mismo ritmo frenético fue la deuda del Ayuntamiento con Urbaser, que ha llegado a unas cantidades lo suficientemente altas como para que cualquier pequeña o mediana empresa hubiese tenido que cerrar sus puertas. La empresa, hay que reconocerlo, ha aguantado el tirón muchos años, quizá demasiados, y ha llegado a actuar casi como una financiera municipal en tiempos de crisis. Por ello no debe extrañar que haya utilizado en ocasiones ese argumento como excusa para justificar la escasa calidad de la limpieza o, aún peor, para justificar despidos en la plantilla. Algo así como lo que ha venido pasando con el servicio de autobuses.

Pero el actual gobierno municipal ha estado pagando parte de la deuda, que aún sigue siendo muy elevada, y ese gesto debiera ser correspondido con una mejora del servicio. Es tiempo de empezar de cero en las relaciones entre ambas partes y evitar que se reproduzcan estos encontronazos en el futuro. El Ayuntamiento, pagando lo que debe, y la concesionaria, dando el servicio que corresponde, mejorándolo día a día. Es hora ya de jugar limpio con la ciudad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios