Ángeles Ayuso continuará al frente de la Fiscalía Provincial otros cinco años

  • "Esta provincia es muy compleja pero me presenté porque sé que dirijo un equipo de mucha calidad personal y profesional"

Ángeles Ayuso fue reelegida ayer fiscal jefe de Cádiz por el Consejo Fiscal. Nombrada en 2006 para dirigir la Fiscalía Provincial, ayer se impuso en una votación a uno de los candidatos con los que compitió entonces y que de nuevo le disputó el cargo: el fiscal Rafael Álvarez-Cienfuegos.

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, la ha nombrado para otros cinco años. Ayuso, nacida en Cádiz en 1957, lleva más de veinte años en la Fiscalía gaditana.

Ayer comentó que decidió presentarse a la reelección porque cree que estos últimos años han servido para construir unas bases de trabajo que aún no están por completo desarrolladas. "Si me atreví a presentarme, pese a que esta provincia es muy compleja, fue porque sé que dirijo un equipo de mucha calidad personal y profesional", explicó.

Su reto para los próximos años es "intentar profundizar mucho más en la especialización" de los fiscales en las distintas áreas de trabajo. "Aunque todas las especialidades preceptivas están ya en marcha en la provincia, hay algunas más adelantadas que otras", anotó.

"En este momento", agregó, "trabajamos especialmente en tres campos; a saber, la tutela de enfermos mentales, un campo amplísimo que va de la incapacitación del enfermo a la vigilancia de la gestión de su patrimonio por el tutor, pasando por una decidida apuesta por instaurar el tratamiento médico involuntario para evitar que algunos enfermos se hagan daño a sí mismos o a terceros (no quiero transmitir que todo enfermo mental sea una persona peligrosa, pues no es así). Los otros dos campos en desarrollo son los delitos tecnológicos o informáticos y los delitos fiscales".

Cuando en 2006 sucedió al frente de la Fiscalía a Isidoro Hidalgo, Ayuso se ocupaba desde hacía cinco años de coordinar los asuntos de Siniestralidad Laboral. Según explicó entonces, optó en su día por ser fiscal porque en esa profesión no se debe a ningún cliente, sino que se debe "a la Ley, a la sociedad y al Estado". Por ese orden. Había pensado ser juez. Pero prefirió promover la justicia desde un puesto más dinámico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios