Provincia

Ignacio Romaní"Será buena o mala, pero mi tesis está aquí. Hice lo que me dijo la Universidad"

  • El portavoz del PP muestra el trabajo doctoral por el que obtuvo cum laude y que realizó en un año

Ignacio Romaní. Ignacio Romaní.

Ignacio Romaní. / julio gonzález

En marzo de 2013 Ignacio Romaní defendió en la Universidad de Cádiz la tesis dirigida por Carlos Guillén "Responsabilidad social de la empresa: un estudio en empresas públicas de Cádiz". El tribunal, presidido por un profesor de Estadística, David Almorza y entre cuyos vocales se encontraban otras dos personas a las que Guillén había dirigido sus tesis, Antonio Valdivia y Rafael Contreras, más un habitual en los tribunales de tesis tutorizadas por Guillén, Pedro Luque, le otorgó el cum laude al actual portavoz del PP .

Ayer Romaní quiso defender que había actuado con transparencia en todo momento y presentó en Diario de Cádiz tanto su tesis como todo su currículum académico universitario. De este modo, documentó que era graduado social por la Universidad de Cádiz, y que cerca de veinte años después decidió doctorarse, pese a que, "debido a una serie de asuntos burocráticos", no había podido convalidar la diplomatura en licenciatura siguiendo la nueva ley. De este modo fue doctor (2013), antes que licenciado (2014), todo por la Universidad de Cádiz. "Por ser político me pusieron más trabas que a nadie", manifestó convencido.

Aún así, ahí estaba la tesis, encuadernada con los colores corporativos de la UCA y con 160 páginas, muchas de ellas gráficos y cuestionarios. "Será una buena o una mala tesis, pero es mi tesis, está aquí, defendida y publicada. Yo hice en todo momento lo que me dijo la UCA y si escogí a Guillén fue porque me pareció interesante su trabajo y me pareció uno de los profesores de mayor prestigio en su campo".

Supuestamente, Romaní sólo tardó un año en hacer la tesis, aunque Guillén lo amplía casi a dos, pese a que las fechas oficiales son entre 2012 y 2013. Para Romaní, dependiendo de la materia, "las tesis tardan más o menos en hacerse". Los catedráticos consultados manifestaron ayer que ven "casi materialmente imposible realizar una tesis en menos de tres años y más si lo compatibilzias con un trabajo". Guillén no piensa así y considera que Romaní tardó "lo normal para el trabajo planteado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios