El PSOE planteará la batalla del 9-M en las ocho grandes ciudades

  • Cabaña confía en el 'tirón' socialista en Jerez y Algeciras pero tiene más dudas en Cádiz y El Puerto · Dice que el único rival del PSOE es la abstención y no el PP · Perder dos escaños no lo vería un fracaso

La estrategia electoral del PSOE de Cádiz para los comicios generales y autonómicos del próximo 9 de marzo se centrará de manera prioritaria en las ocho ciudades grandes de la provincia, es decir, todas aquellas que superan los 50.000 habitantes. De ellas, los socialistas tienen una confianza plena en su tirón actual en localidades como Jerez, Algeciras y Sanlúcar, confían en sacar mejores resultados que el Partido Popular en La Línea, Chiclana y San Fernando y tienen más dudas en los casos de Cádiz capital y, sobre todo, en El Puerto, que fue la única población de la provincia en la que el PSOE fue derrotado por su principal adversario político en la doble contienda electoral del año 2004.

Este planteamiento de la batalla que se avecina en el territorio gaditano fue expuesta por el secretario provincial del Partido Socialista, Francisco González Cabaña, durante el desayuno informativo celebrado en la mañana de ayer con un grupo de redactores del Grupo Joly en Cádiz.

En todas sus reflexiones, el líder de los socialistas gaditanos mostró una confianza ciega en el éxito electoral de su partido, vaticinando sin atisbo de duda una victoria del PSOE tanto en esta provincia como en el conjunto del territorio español, así como la reedición de la mayoría absoluta obtenida en Andalucía por Manuel Chaves en las elecciones autonómicas de hace cuatro años.

Incluso, González Cabaña afirmó que no le preocupa "en absoluto" la campaña y el programa electoral diseñados por el PP en la provincia, pues considera que esta formación "está totalmente desacreditada aquí". Para justificar esta afirmación puso como ejemplo "la quiebra a la que había mandado a los astilleros, que estaban abocados al cierre y que los socialistas tuvimos que resucitar".

Así las cosas, el también presidente de la Diputación de Cádiz y alcalde de Benalup-Casas Viejas considera que el único rival que tienen ante sí los socialistas gaditanos es la abstención, un fenómeno social que en Cádiz está más extendido que en otras circunscripciones electorales. Con objeto de buscar una participación en las urnas similar a la de 2004 -en torno al 70 por ciento-, el PSOE ha ideado una campaña barrio a barrio para acercar al mayor número de ciudadanos posibles la gestión socialista en la legislatura recién finalizada.

Y es que, según González Cabaña, el PSOE ha impulsado muchos avances tanto en la provincia (cita sobre todo el desarrollo industrial y las nuevas infraestructuras) como en el resto de Andalucía y España, con predominio de las políticas sociales. Esta última cuestión, reflexiona, debería contribuir a que el Partido Socialista arañara un puñado importante de votos provenientes de la juventud y de la izquierda volátil, es decir, aquella que al votar suele oscilar entre Izquierda Unida y el PSOE.

Preguntado sobre cuál es la frontera que dividiría el triunfo y el fracaso de los socialistas gaditanos el 9-M, González Cabaña cree que hasta perder dos escaños de los 17 logrados en 2004 debería considerarse un éxito. Aún así, ve opciones de repetir esos 17 escaños gracias a la "credibilidad" que aportan sus dos cabezas de lista por la provincia: Manuel Chaves y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios