El temporal y la pleamar amenazan el Plan Romero

  • Más de 9.000 rocieron embarcarán en la playa sanluqueña de Bajo de Guía camino de Almonte entre el 15 y el 16 de mayo

Embarque de caballos en la orilla sanluqueña, el año pasado. Embarque de caballos en la orilla sanluqueña, el año pasado.

Embarque de caballos en la orilla sanluqueña, el año pasado. / fito carreto

Más de 9.000 romeros embarcarán en la playa sanluqueña de Bajo de Guía camino de la aldea de El Rocío entre las jornadas del 15 y el 16 de mayo, según se dio a conocer ayer tras una reunión preparatoria de un Plan Romero que puede verse afectados por las consecuencias de los temporales del pasado invierno -tanto en el litoral sanl4queño como dentro de Doñana- y por la fuerte pleamar que se espera para esas jornadas de embarque.

El delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, Juan Luis Belizón, presidió ayer la reunión con las hermandades gaditanas para analizar el dispositivo de seguridad del Plan Romero 2018, tanto en el camino de ida hasta El Rocío como en el de regreso.

Tras el encuentro, el delegado explicó que en esta edición volverán a ser 11 las hermandades gaditanas que realizarán la peregrinación por los caminos de Cádiz, esto es, las de Arcos, Cádiz, Chiclana, Chipiona, Jerez, La Línea, El Puerto, Puerto Real, Rota, San Fernando y Sanlúcar. A ellas se unirá como novedad la hermandad de Ceuta, que cruzará el río junto a la de San Fernando.

Este Plan Romero estará activo desde el 14 al 24 de mayo y los embarques desde Bajo de Guía para el camino de ida se desarrollarán entre las jornadas del martes 15 y del miércoles 16.

Cerca de 500 efectivos participarán en la puesta en marcha de este plan que coordinará los desplazamientos de más de 9.000 personas y unos 1.000 caballos que se espera que crucen hacia Doñana desde Sanlúcar. Como recordó Belizón, las cifras del año pasado muestran una tendencia ascendente del número de participantes en la romería, que este año podría tener otro incremento de entorno a un 10%.

Así, en 2017 hubo un aumento del número de peregrinos que cruzaron en Bajo de Guía hasta las 9.501 personas, un 20% más que el año 2016 (cuando la climatología fue muy desfavorable) y un 4% más que en 2015. En cuanto a los caballos, el año pasado se contabilizaron un total de 1.009 caballos, un 12,24% más que 2016 y un 3% más que en 2015. Respecto a los vehículos, el año pasado sumaron un total de 806 entre ligeros y pesados (un 20% más que el año anterior), así como 83 carretas (un 28% más).

De cara a la peregrinación en sí, ayer se desveló que el recorrido por el interior del Coto de Doñana se realizará por el camino alternativo al del Llano de la Plancha que ya se usó el año pasado, dado que esa zona sigue estando muy deteriorada, aún más tras los temporales.

Las tormentas de este invierno destrozaron el pantalán de Bajo de Guía, que aún sigue destruido, por lo que los días de embarque estará prohibido acceder a esa zona. De mismo modo el estado de la playa para acceder a las barcazas tampoco es bueno, y las mareas son desfavorables ya que se espera que sean muy altas ara esos días, lo que conllevará que los embarques vayan a ser más lentos. Por ese motivo, desde la Junta se insistió ayer a las hermandades para que cumplan estrictamente los horarios prefijados.

Para los embarques en Bajo de Guía estarán disponibles las dos barcazas de mayor tamaño. Y un año más se ha pedido a las hermandades que tengan un plan de actuación que permita la separación de tracción mecánica y animal de cara a una situación de emergencias. Además, todas las hermandades tendrán un dispositivo GPS para saber en todo momento su localización exacta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios