Cae una red que estafó 500.000 euros a los bancos

  • La Policía ha detenido a 22 personas. Cobraban cheques y pagarés que habían sido previamente robados del correo postal de empresas.

Comentarios 19

La Policía Nacional ha detenido a 22 supuestos integrantes de una red que estafó 500.000 euros a 34 sucursales bancarias mediante el cobro de cheques y pagarés que sustraía del correo postal de empresas. Según ha informado la Dirección General de la Policía, a los arrestados se les imputan un total de 190 delitos de estafa y 246 de falsificación, con el consiguiente perjuicio económico tanto para las empresas víctimas de la sustracción de los talones como para las propias entidades bancarias al hacer efectivo el pago.

La investigación comenzó hace un año, cuando la Policía sospechó de la existencia de una organización que perpetraba estafas bancarias. El engaño consistía en cobrar efectos bancarios, principalmente cheques o pagarés, que previamente habían sustraído del correo postal de las empresas donde se efectúan los pagos por los servicios realizados. Los talones, tras ser manipulados, eran cobrados por los miembros del grupo con documentos de identidad falsos.

Los investigadores determinaron que la banda estaba liderada por una persona que ejercía tareas de falsificador, manipulaba los talones y los documentos de identidad. Tras él había un grupo de buzoneros encargados de robar en buzones o al propio cartero en el momento de su reparto. Por último, un grupo de cobradores se personaban en las entidades bancarias y procedía al cobro de los talones.

Los ahora arrestados solían reunirse para planear meticulosamente sus golpes y actuaban en diferentes sucursales bancarias, llegando a perpetrar varias operaciones fraudulentas en un mismo día.

En los cuatro registros domiciliaros practicados los agentes se han incautado de 5.000 euros en efectivo, 28 teléfonos móviles, cheques y pagarés robados o falsificados y efectos utilizados para realizar las falsificaciones. De los 22 detenidos, 15 fueron puestos a disposición judicial y el juez ordenó su ingreso en prisión.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo IX de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid y ha contado con la colaboración de las diferentes brigadas provinciales de Zaragoza, Burgos, Logroño y Valladolid, agentes de la Comisaría de Talavera de la Reina (Toledo), de la Comisaría de distrito de Centro de Madrid y de la Comisaría de Viveiro (Lugo), así como la Guardia Civil de Zaragoza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios