Transforman un robot de búsqueda de minas en un submarino científico

  • La Universidad de Cantabria ha dotado al submarino de todo tipo de instrumentos para explotaciones arqueológicas, oceanográficas o de inspección de casos de buques e infraestructuras portuarias.

La Universidad de Cantabria (UC) ha transformado el robot de detección de minas que emplean las Armadas noruega y española en un submarino científico dotado con todo tipo de instrumentos para exploraciones arqueológicas, oceanográficas o de inspección de cascos de buques e infraestructuras portuarias.

El submarino es un pequeño artilugio de 1,6 metros de longitud y aspecto de torpedo diseñado originalmente por la empresa noruega Kongsberg para aplicaciones de defensa, al que la Escuela Técnica Superior de Náutica ha dotado de cámaras de vídeo, sonares de alta resolución, láser y un sistema de posicionamiento por ultrasonidos.

Denominado oficialmente "Vehículo submarino no tripulado de altas prestaciones", este equipo ha tenido un coste de 500.000 euros, financiado por el Plan Nacional de Infraestructuras Científicas y por el Gobierno de Cantabria, con la condición de que se permita a otros grupos de investigación e instituciones utilizarlo.

De hecho, el rector de la UC, Federico Gutiérrez Solana, y el responsable del proyecto, el profesor Francisco Velasco, han explicado hoy que ya se han interesado por emplearlo el Instituto Español de Oceanografía, el puerto de Santander, el Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria y varios grupos universitarios.

El submarino tiene capacidad para operar por control remoto durante dos horas, a 300 metros de profundidad y en un radio de acción de 5.000 metros, pero los responsables de su desarrollo resaltan por encima de las demás características su versatilidad y la calidad del equipamiento científico que transporta.

"Lo que le hace importante es la capacidad de ser operativo a esas profundidades, su gran maniobrabilidad y su instrumentación, entre la que destacaría el sonar de barrido lateral, porque es el que nos permite realmente ver a esas profundidades", ha señalado Velasco, profesor del Área de Conocimiento e Ingeniería de Sistemas y Automática de la Escuela de Náutica.

El director comercial de Kongsberg en España, Vicente Carrasco, ha añadido que no existe ninguna otra universidad en el país que cuente con un robot de exploración submarina de este nivel.

"Sólo la Armada española, conjuntamente con la noruega, dispone de este vehículo", ha asegurado.

Sus responsables aún no tienen clara cuál será la primera aplicación práctica de este equipo, aunque Francisco Velasco ha aventurado que podría ser oportuno que su estreno esté relacionado con las energías renovables marinas, el campo que el Gobierno de Cantabria y la UC quieren potenciar a través Plan Eólico Regional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios