El ballet aplaca por un día el párkinson

El ballet aplaca por un día el párkinson El ballet aplaca por un día el párkinson

El ballet aplaca por un día el párkinson / Ballesteros / efe

Una veintena de personas con párkinson se convirtieron ayer, en el Día Mundial de esta enfermedad, en bailarines por un día del Ballet Nacional de España para olvidar la enfermedad y ayudar a frenar sus efectos a través de la danza. Esta acción se desarrolló gracias a la colaboración del Ballet Nacional con el proyecto Danza para el párkinson de Danza-T: Red de Trabajadores de la Danza, por el cual afectados por esta enfermedad reciben clases de danza una vez a la semana. Inma Salomón, bailarina del Ballet Nacional y profesora de personas con párkinson, asegura que si bien la danza no cura la enfermedad, sí ayuda a frenarla. "No tanto mejorar, pero sí palia los efectos y hace que no avance tan rápido", explica. En concreto, señala que la danza ayuda a mejorar su movilidad y, sobre todo, a "olvidar durante una hora que tienen la enfermedad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios