Al menos 48 muertos tras un terremoto en Guatemala

  • Hay 150 desaparecidos y unas 17.000 personas han resultado afectadas por el seísmo. La región de San Marcos, fronteriza con México, ha sido la más afectada.

Comentarios 1

Un fuerte terremoto originado frente a las costas del Pacífico provocó este jueves al menos 48  muertos y 150 desaparecidos en Guatemala, crisis nerviosas y  evacuaciones en México y una alerta de tsunami en Nicaragua y México. 

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de  Guatemala informó que 17.000 personas resultaron afectadas en ese país centroamericano. El presidente de Guatemala, Otto Pérez, viajó en helicóptero a la  zona más afectada y le resultó difícil consolar a una anciana que lloró frente a él por su pequeño nieto muerto debajo de los escombros  de su humilde vivienda.  "Es difícil ver tanta tragedia y tristeza. Es muy triste", dijo el mandatario al comentar que "murieron familias", entre ellas una cuyos  ocho integrantes perecieron en San Marcos. 

Las autoridades guatemaltecas informaron que el terremoto tuvo una  magnitud de 7,2 en la escala de Richter. En México, donde miles de  personas evacuaron de manera preventiva edificios en el centro y sur  del país, incluida Ciudad de México, el servicio sismológico estimó  7,3. Pérez informó que los principales daños se registraron en el oeste  del país, especialmente en los departamentos de Quetzaltenango y San Marcos, donde casas construidas de adobe se vinieron abajo y se  reportan personas desaparecidas. 

El temblor tuvo epicentro frente a la costa de Guatemala, 24 kilómetros al sur de Champerico y  56 kilómetros al sur-suroeste de Retalhuleu.  El alcalde de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, dijo que "se sintió intenso en buena parte de la ciudad", aunque algunas personas  dijeron que no lo percibieron. La zona del epicentro está unos 68 kilómetros al suroeste de  Ciudad Hidalgo, en el estado mexicano de Chiapas, donde sólo se  reportaron fisuras. 

En Ciudad de Guatemala los edificios fueron evacuados por temor a réplicas por recomendación de la Coordinadora Nacional para la  Reducción de Desastres. El presidente guatemalteco, que decretó alerta roja, canceló los compromisos de la agenda oficial para atender personalmente la  emergencia. Las comunicaciones telefónicas quedaron interrumpidas  pero ya fueron reestablecidas. 

Las autoridades mexicanas emitieron alerta de tsunami para los  estados de Oaxaca y Chiapas, en el sur del país, informó la  Secretaría de Gobernación. "Se han registrado variaciones de hasta 30 centímetros por arriba del nivel normal de la marea en Puerto Chiapas, Chiapas", se informó en un comunicado. En Oaxaca y Guerrero, también en la costa del Pacífico, "no se han  registrado variaciones significativas", pero se continuará con el  monitoreo. Para el resto de la costa mexicana no hay alertas. 

Asimismo, el gobierno de Nicaragua decretó alerta de tsunamien  toda la costa del Pacífico. Guillermo González, director del estatal Sistema Nacional de  Prevención y Atención de Desastres, dijo a medios oficiales que la  disposición incluye la inmediata evacuación de pobladores de  comunidades costeras hacia zonas más altas.  En México, el gobernador de Chiapas, Jaime Sabines, informó a la  radio Formato 21 que hubo "crisis nerviosas" y "solamente algunas  fisuras" en centros comerciales y en oficinas. Las autoridades de  Protección Civil reportaron también roturas menores en escuelas. "Gracias a dios no tenemos reporte de daños ni de personas  fallecidas ni personas desaparecidas ni heridos", dijo Sabines, quien señaló que el seísmo se sintió "horrible" en Chiapas. 

El servicio sismológico mexicano reportó inicialmente dos  temblores en México, el de Guatemala y otro frente a las costas del  estado mexicano de Oaxaca, pero después rectificó e indicó que el  único temblor fue el registrado en el país vecino. "Hasta el momento no hay daños la Ciudad de México",  informó el jefe de la policía de Ciudad de México, Manuel Mondragón.  Helicópteros sobrevolaron la capital mexicana para revisar eventuales daños. En zonas de oficinas numerosos empleados,  acostumbrados a realizar simulacros de sismos, salieron a la calle a  resguardarse en sitios seguros. 

"No tenemos ninguna novedad, afortunadamente", dijo el responsable  de Protección Civil, Elías Moreno Brizuela. La capital mexicana fue devastada en 1985 por un fuerte terremoto  de 8,1, seguido de una fuerte réplica de 7,3, que dejó unos 10.000  muertos, según estimaciones extraoficiales, ya que nunca se supo el  número exacto de víctimas. El seísmo también se sintió en otros estados del país como Puebla,  donde se evacuaron el ayuntamiento, el Congreso estatal, oficinas y  escuelas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios