fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

El presunto asesino de gays, libre

Nicolas Panard, de 68 años, sospechoso de 18 asesinatos, fue inculpado ayer de cinco homicidios cometidos entre 1980 y 1990, y quedó en libertad bajo control judicial. "Es completamente injusto, pero sin comentarios", se limitó a decir Nicolas Panard a los periodistas que estaban frente a su casa, en Mulhouse.

"Estos dos días con la Policía fueron horribles, pero sin comentarios. No tengo nada que declarar", añadió.

Panard, artista transformista y travesti, trabajaba en los cabarets de la región de Alsacia, al Este de Francia, y en Alemania. Fue detenido el martes en su casa en Mulhouse, en el marco de una investigación judicial relativa en un primer momento a seis homicidios cometidos entre 1983 y 2000. Las sospechan se amplían a 18 homicidios, sobre todo de homosexuales.

La jueza que entiende la causa, Marielle Counillon Michel, decidió dejarlo en libertad bajo control judicial mediante una pulsera electrónica.

Su presunto cómplice, un tunecino de 43 años, condenado en 1999 por el homicidio de un agente de seguros homosexual, y que cumple su pena en la región de París, fue llevado a la comisaría de Montbeliard para ser interrogado.

El caso es fruto de la obstinación de un agente de Policía que estuvo investigando estos crímenes durante dos años, lo que permitió la detención del sospechoso. Utilizando un programa informático, el policía, que indagaba sobre un crimen cometido en 1991, constató que el nombre del presunto asesino aparecía en numerosos casos no aclarados.

También constató que los crímenes tenían varios aspectos comunes: las víctimas fueron asesinadas de un golpe violento en la cabeza y después a puñaladas. La cabeza estaba cubierta, pero el cuerpo parcialmente desnudo. Varios de los asesinatos habían sido archivados por falta de pruebas que condujeran a sospechosos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios