El dilema de Esteban Vigo frente al líder

  • El técnico tiene la disyuntiva de dar continuidad a los que golearon en Alicante o tirar de los castigados en el Rico Pérez

Comentarios 2

La espectacular victoria que el Xerez Deportivo cosechó el pasado domingo en el Rico Pérez de Alicante abre la puerta al debate de la alineación que presentará Esteban Vigo para el choque de mañana sábado ante el líder de la categoría.

Plagado de ausencias por las sanciones de Álvaro Silva, Iago Bouzón y Sidi Keita y también por las lesiones de Bruno Herrero, José Mari e Íñigo Vélez, el técnico malagueño se vio obligado a realizar cinco cambios en el once titular que saltó al campo del Hércules con respecto al equipo que superó con muchísimo sufrimiento al Lugo.

Los 'suplentes' cumplieron con la mejor nota de la temporada, goleando al equipo que ahora entrena Quique Hernández -que se estrenaba en el Rico Pérez- y demostrando que la plantilla es suficientemente competitiva, algo que hasta ahora los hechos se habían encargado de cuestionar.

Así, a Esteban Vigo se le presenta la papeleta de devolver la titularidad a los 'ausentes' en Alicante o bien dar continuidad a los que golearon 1-5 al peor Hércules que se recuerda. Gestión de grupo lo llaman.

Haga lo que haga, Esteban está condenado a ser injusto, bien porque dejará en el banquillo a algún jugador del 'once' que la pasada semana goleó al Hércules bien porque se quedará en el banquillo alguno de los integrantes del equipo que acumuló dos victorias consecutivas y cuatro partidos sin perder.

Al contrario que hace siete días, el técnico tiene donde elegir. Puede optar por volver a la pareja de centrales Silva/Iago Bouzón con la que el Xerez hilvanó dos semanas consecutivas sin recibir un gol; o bien apostar por David Prieto y Redondo, que cumplieron con nota en Alicante. La primera opción es la más plausible.

En el centro del campo las cosas están algo más claras. Todo apunta a que para contrarrestar a un rival como el Elche es necesaria la presencia de Sidi Keita en la medular. El malí es un jugador que abarca mucho campo y libera de trabajo a su compañero en la medular, que si no hay contratiempos será José Manuel Rueda dado que Bruno Herrero aún no está al cien por cien del golpe que recibió en el partido contra el Lugo.

La escasez de delanteros -José Mari llega muy justo al partido e Íñigo está descartado pos su lesión de rodilla- presagia la repetición del sistema, con mínimas variantes, que se puso sobre el verde del Rico Pérez. Tato, autor de dos goles en Alicante, es indiscutible mientras que Porcar e Israel se juegan otro puesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios