Política hidráulica

Las ayudas para mejorar el regadío salen en verano

  • Feragua advierte que se pueden perder más de 50 millones de euros de los fondos Feader si no se convocan. La Consejería prevé sacar las solicitudes entre junio y julio. Los regantes denuncian la parálisis de obras a cargo del Ministerio

Las ayudas para mejorar el regadío salen en verano Las ayudas para mejorar el regadío salen en verano

Las ayudas para mejorar el regadío salen en verano

La Consejería de Agricultura está preparando las ayudas para la modernización de regadíos con cargo a los fondos europeos Feader con la previsión de que saldrán entre los próximos meses de junio y julio, para lo que ya ese están preparando las bases reguladoras.

Se trata de unas prestaciones muy esperadas por los regantes, de hecho la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía Feragua ha pedido al Gobierno andaluz que lance de forma urgente esta nueva convocatoria de ayudas financiadas con Fondos Feader para la mejora y modernización de regadíos que suman un importe superior a los 50 millones.

También han denunciado la retirada por parte del Ministerio de Agricultura de obras que estaban aprobadas en el último Plan Hidrológico del Guadalquivir 2015-2021 y que no han llegado a ejecutarse.

En lo relativo a los fondos Feader para modernización que dependen la Junta de Andalucía, Feragua explica que la publicación de las ayudas antes de final de año es fundamental para que haya tiempo suficiente para licitar y ejecutar las obras, justificar los pagos y recibir el correspondiente dinero de Europa.

“Si se demora esa nueva orden mucho más, será difícil que toda esa inversión pueda estar ejecutada y justificada antes de final de 2023, que es el plazo máximo de justificación ante Europa de los fondos Feader”, explica el presidente de Feragua, José Manuel Cepeda.

El caso es que, según la llamada regla “n+3”, todas las inversiones de fondos comunitarios deben estar finalizadas y justificadas tres años después del período de programación, que en este caso es el periodo 2014-2020. El Plan de Desarrollo Rural de Andalucía contemplaba para ese horizonte temporal movilizar un total de 100 millones de euros en Fondos Feader.

Falta de ejecución

Y Feragua destaca que de ese importe apenas se han otorgado 44 millones, concretamente 43,8, al amparo de las convocatorias efectuadas en 2017, por lo que denuncia que se ha “lanzado con evidente retraso por la ineficacia del anterior Gobierno, y por ello con un nivel de justificación económica actual bastante bajo, al encontrarse la mayoría de los proyectos en fases de ejecución”.

“Estamos en 2020 y el nivel de inversión que se ha podido justificar de la convocatoria de 2017 es muy pequeño, porque son proyectos que requieren un tiempo de licitación de no menos de seis meses y de ejecución de más de un año y a veces de dos.

La experiencia nos dice, pues, que para llegar a 2023 con todos los deberes hechos, la convocatoria debe salir antes de final de año, y cuanto antes mejor, pues de lo contrario ese dinero puede llegar a perderse”, afirma José Manuel Cepeda, que valora no obstante de forma positiva la “mejor actitud” y “mayor pro-actividad” de este Gobierno en la ejecución de ayudas comunitarias.

“La mejora del regadío -señalan- es una apuesta clara por la economía circular o reutilización, la economía verde con ahorro de agua y energía y disminución de gases invernadero y la economía rural, con lo que supone de empleo y fijación de la población al territorio”.

De los 43,8 millones de euros otorgados en la convocatoria de 2017, más de 28 millones corresponden a modernización de regadíos, más de 12 millones a nuevos regadíos y algo más de 3 millones a proyectos de eficiencia energética y autoproducción de energías renovables. De estos proyectos se están beneficiando un total de 29 comunidades de regantes en toda Andalucía.

Plan Hidrológico nacional

En cuanto al nuevo ciclo de planificación hidrológica de las cuencas hidrológicas de competencia estatal, actualmente abierto y en período de consulta pública, Feragua informa de que ha podido conocer del Ministerio de Transición Ecológica su intención de retirar de la próxima planificación las obras de regulación –presas y embalses– que estaban aprobadas en el último Plan Hidrológico del Guadalquivir 2015-2021 y que hasta ahora no se han ejecutado.

Dice que salvo la obra del recrecimiento del Agrio, en Sevilla, con una inversión prevista de 50 millones de euros, que se mantiene en el “Esquema Provisional de Temas Importantes”, documento previo al futuro Plan Hidrológico del Guadalquivir, “el resto de infraestructuras hidráulicas han sido eliminadas de un plumazo, de modo que la presas de Cerrada de la Puerta en Jaén, San Calixto en Córdoba, Castillo de Montizón, en Ciudad Real y Velillos, en Granada, ya aprobadas por planes anteriores pero pendientes de ejecución, ahora simplemente dejan de aparecer”.

Las obras eliminadas suman una inversión total de 150 millones, “que ya se habían escamoteado al regadío por la vía de los hechos y ahora se escamotean también en la planificación”, dice Feragua.

“Aún no hemos salido del estupor, en lugar de garantizar fechas concretas para la ejecución de obras comprometidas hace seis años, lo que se propone el Gobierno es eliminarlas directamente de los papeles”, explica el presidente de Feragua que tampoco da crédito a la explicación recibida por los responsables del Agua del Ministerio: “Nos han dicho que los dos últimos planes estuvieron orientados a la satisfacción de la demanda de agua y que éste tiene que centrarse por exigencias de Europa a los objetivos ambientales, pero esa explicación tendría sentido si las inversiones para satisfacer la demanda de agua se hubieran ejecutado, a no ser que esto vaya solo de rellenar folios por rellenar folios, sin intención alguna de llevarlos a la realidad”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios