Primarias en Podemos

Isabel Franco y Teresa Rodríguez pelean por la papeleta

  • El debate de las primarias en Podemos queda enterrado por la disputa entre la dirección andaluza y la estatal a cuenta del modelo de confluencia

Isabel Franco y Teresa Rodríguez, en el debate. Isabel Franco y Teresa Rodríguez, en el debate.

Isabel Franco y Teresa Rodríguez, en el debate. / Belén Vargas

Comentarios 1

“El debate no es sobre diferencias programáticas”. Isabel Franco lo tiene claro y lo ha dicho en los primeros compases de su encuentro con Teresa Rodríguez en la campaña de las primarias de Podemos. El programa electoral con el que la formación morada se presentó a las autonómicas de 2015 sigue vigente. La diputada sevillana de Unidos Podemos ayudó a elaborar el documento de directrices políticas que la líder regional del partido ha puesto en marcha desde el Parlamento. Esto significa que hay consenso en las políticas, en la intención de ambas de cerrar el paso a cualquier gobierno de derechas y en sus reservas a pactar con el PSOE. Hasta aquí las coincidencias que hay entre las dos mujeres que aspiran a liderar la candidatura morada en las próximas elecciones andaluzas.

Pese a que Isabel Franco rechaza la pugna entre “andalucistas y estatalistas”, en Podemos se discute sobre un modelo de partido de unos y otros. Ella asumió el modelo de Teresa Rodríguez en la II Asamblea Andaluza. En aquellas primarias, la candidatura Por una Marea Andaluza apostaba por la federalización de un partido jacobino dirigido desde Madrid. La coordinadora regional de Podemos no ha dejado pasar la ocasión para recordarle a su contrincante que iba en su lista, la que pedía más autonomía para la formación. 

En el otoño de 2016, Franco se alió con Rodríguez, en parte, para cerrar el paso a los afines a Íñigo Errejón. Ahora se han cambiado las tornas. La corriente Ahora Andalucía, con Carmen Lizárraga a la cabeza, está con Rodríguez, Anticapitalista, y la corriente más cercana a Pablo Iglesias se ha arremolinado en torno a Franco, que difiere en el modelo de partido que defiende Rodríguez, pero, sobre todo, en la fórmula para armar el bloque de izquierdas en Andalucía.

Isabel Franco alude una y otra vez a la decisión de los inscritos el pasado marzo: la confluencia debe ser una coalición electoral y el nombre de Podemos debe estar en la marca, no sólo en la papeleta. Teresa Rodríguez garantiza ambas cosas, pero tiene sus reservas respecto al nombre, que, en su opinión, tiene que incluir también a Andalucía, “por razones demoscópicas”.

“Pero en Andalucía hay un matiz”. La coordinadora regional de Podemos se refiere a la fuerza de IU en la región, con 800 candidaturas locales y 80 alcaldías. De hecho, Rodríguez cree que el fracaso de Unidos Podemos en las elecciones generales de 2016 tuvo mucho que ver con la “posición subalterna” que se le dio a la federación de izquierdas. Poco antes, en una conferencia en Madrid, Antonio Maíllo ha defendido la “confluencia en red y no radial” por la que apuestan tanto él como Rodríguez.

Sin desdeñar el papel de IU, Isabel Franco ha ofrecido otro matiz. A su juicio, el “peso político” de cada actor de la confluencia debe prevalecer, pero atendiendo al resultado de las autonómicas de 2015, que dieron 15 escaños a Podemos y sólo cinco a IU. “No tenemos interés de esconder a IU”, ha espetado Rodríguez en alusión a la presencia de la federación del izquierdas en el nombre de la confluencia, pero ha reconocido las dificultades que hay para encontrar un nombre que sea atractivo, incluya a todas las fuerzas del bloque “y quepa en la papeleta”.

El nombre y el modelo de coalición parecen los principales motivos de divergencia, pero la aspirante mantiene sus sospechas sobre la intención de Rodríguez y los Anticapitalistas de crear un nuevo partido. Según la candidata crítica, la dirección andaluza ha pecado de falta de transparencia en su conversaciones con IU. Franco ha sido muy dura con la “política de hechos” seguida por Rodríguez en las negociaciones de la confluencia.

Se refiere a la presentación del manifiesto Adelante Andalucía, de la mano de Antonio Maíllo, y a su intento por lograr 50.000 adhesiones para la confluencia regional. La diputada por Huelva cree que es un intento por montar un censo. “No hemos pedido DNI”, ha contestado Rodríguez. Pero para Franco también hay un problema con el registro del partido Marea Andaluza a nombre de tres miembros del equipo de Rodríguez. Son Rocío Van der Heide, Nacho Molina y Jesús Rodríguez, secretarios de Municipalismos, de Organización y Políticos de Podemos Andalucía. 

Sobre el último de los tres, uno de los hombres de confianza de Teresa Rodríguez, ha hablado Isabel Franco, ya que ha anunciado que se irá de Podemos si su candidatura pierde las primarias. "¿Dónde se irá?", ha ironizado la diputada por Huelva, que ha sugerido que podría integrarse en el partido del que es responsable en el registro del Ministerio del Interior. Pero no es el único. La propia coordinadora regional del partido morado ha recordado durante el debate que ella también dará un paso atrás si es Franco la que gana. El próximo lunes se sabrá si es un farol. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios