la sentencia de la manada

Los partidos expresan su estupor por la sentencia de La Manada

  • El ministro de Justicia abre la puerta a una "revisión o reforma" del Código Penal.

Catalá, en Córdoba con manifestantes detrás. Catalá, en Córdoba con manifestantes detrás.

Catalá, en Córdoba con manifestantes detrás. / EFE

Comentarios 4

Respeto pero sorpresa entre los principales partidos políticos por la sentencia de La Manada.

El PSOE registró en el Congreso una proposición de ley para reformar la Ley del Poder Judicial con el fin de impartir a los profesionales que trabajan en la justicia "una efectiva formación y especialización" en el tratamiento de violencia de género. El objetivo es una "mejor interpretación" en casos similares al de la Manada.

El secretario general del partido, Pedro Sánchez, criticó la sentencia. "¿Qué entendemos entonces por violación?", se preguntó el socialista. Sánchez lamentó que no se entienda por "violencia en grupo contra una mujer indefensa" lo que hizo La Manada.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, respeta la decisión judicial "pero ésta ni la comprendo ni la comparto". Díaz dijo que hay que tener "tolerancia cero" contra la violencia sexual "y hacerlo desde la política, desde la Justicia y desde todos los ámbitos". La presidenta se preguntó qué estarán sintiendo ahora "miles de padres, madres, abuelos y abuelas mirando a los ojos a las hijas y nietas".

La consejera de Justicia, Rosa Aguilar, afirmó que sería conveniente una modificación del Código Penal "cuanto antes", ya que cree que con ello "no sucederán circunstancias" como las que han decantado esta sentencia. "Cuanto antes se pongan de acuerdo los grupos parlamentarios y modifiquen el Código Penal, mucho mejor. Así no sucederán circunstancias de estas características que estamos viendo hoy".

En una línea similar sobre este extremo se expresó el ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien emplazó a los grupos políticos a una reforma del Código Penal, "si es conveniente". A su juicio, "hay que revisar la legislación si en algún caso se identifica que hay alguna duda en cuanto a la aplicación de los tipos penales", tras señalar "si es conveniente promover una revisión, reforma o reflexión sobre el Código Penal".

"Hay que leerse la sentencia" porque "la clave es la consideración de si ha existido violencia o intimidación o no", de modo que "nosotros no podemos entrar a la valoración de la prueba". Catalá insistió en que deben "explicarse bien los términos de la sentencia para poder entender las circunstancias", y afirmó que, "si es precisa una reforma legislativa, nosotros estaremos dispuestos a sentarnos con los grupos para promoverla, si es lo conveniente en este caso". No obstante, Catalá subrayó que "la sentencia reconoce que se ha cometido un delito, que hay una víctima, una persona sobre la que se ha atentado contra su integridad sexual", y añadió que "la sentencia es muy extensa, el tribunal le ha dedicado muchas horas". Además, recalcó que "la condena es de nueve años, una pena muy alta".

Por su parte, Dolors Montserrat, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, subrayó que el Gobierno respeta las sentencias, como "no puede ser de otra manera, gusten o no". En su cuenta de Twitter escribió: "Nada cambiará nuestro firme compromiso en la defensa de las mujeres y en la lucha contra la violencia que sufrimos por el solo hecho de serlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios