Fútbol | División de Honor

Guadalcacín: los errores se pagan (0-1)

  • José Roldán ve la tarjeta roja directa al placar a un contrario y Figueroa marca el único gol del partido en el lanzamiento de falta

  • Tercera derrota consecutiva de los jerezanos y cinco jornadas sin ganar

Juanjo, agarrado por un jugador del Espeleño. Juanjo, agarrado por un jugador del Espeleño.

Juanjo, agarrado por un jugador del Espeleño. / J.O.

El Guadalcacín ha encadenado su tercera derrota consecutiva tras caer en el Fernández Marchán con el Atlético Espeleño (0-1) en un partido sin apenas fútbol y en el que una vez más queda demostrado que los errores se pagan carísimo.

En esta ocasión, un error de bulto de José Roldán significaría el principio del fin para los guadalcacileños. El central se comió un balón frontal, Girón le ganó la partida y el defensa lo placó cuando el punta se iba  flechado hacia portería. El colegiado le mostró la roja directa y, para más 'inri', Figueroa clavaba en la meta de Miguel Ángel el lanzamiento de falta. 0-1 y 70 minutos por delante con 10 para tratar de darle la vuelta al partido.

El Guada no había salido mal al choque y antes de ese fatídico minuto, Miguel de Alba no alcanzó por poco un centro desde la derecha que sirvió Lyvann.

Sin embargo, a raíz del 0-1, los nervios atenazaron a los de Diego Galiano y las prisas nunca son buenas consejeras. Javi Navarro se colocó en el centro de la defensa, y el míster tenía que corregir una y otra vez la posición a Lyvann, con órdenes de tapar el centro del campo a la hora de defender. 

A los locales les quemaba el balón en los pies y el único recurso que buscaron fue balones en largo a Miguel de Alba, que pese a ponerle empeño casi siempre perdía la batalla ante los centrales visitantes.

Jhon controla el balón con el pecho. Jhon controla el balón con el pecho.

Jhon controla el balón con el pecho. / J.O.

El Espeleño, mucho más curtido, tenía clara la estrategia: esperar para rematar al contrario. Miguel Ángel repelió un disparo esquinado de Barto. Tras un córner fatalmente sacado por el Guada, los visitantes estuvieron a punto de hacer el segundo en la fulgurante contra protagonizada por Barto. El atacante apeló al yo me lo guiso yo me lo como, pecó de individualista y en lugar de asistir a un compañero quiso toda la gloria para él, lanzando a la izquierda de Miguel Ángel.

Al filo del descanso, el Guadalcacín perdonó el empate en un centro desde la izquierda de Lyvann que Miguel de Alba, con todo a favor, no acertó a remachar.

En el descanso, Galiano quitó a Lyvann y a Selu Olmo dando entrada a Jhon y Juanje. Este último le dio otro aire al equipo, pidiendo la pelota con desparpajo, pero el fuelle le duró muy poco. Jhon tampoco aportó y David Casares, que entraría en la recta final, sí le dio más mordiente al equipo.

Con el Espeleño replegado buscando una contra para sentenciar el partido y un Guada sin muchas ideas fueron pasando los minutos. Se llegó al 90' y el empate sobrevoló de nuevo el Marchán, en esta ocasión en una falta que sacó Juanjo y que un defensa estuvo a punto de introducirse el balón en su portería. El partido acabó con otro centro al área del pelirrojo del Guada que no encontró rematador.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios