Deportes

Serena evita la sorpresa

  • La yanqui supera a Bacsinszky y se enfrenta a Safarova en la final

Serena Williams, número uno del mundo, firmó una cuarta remontada en la actual edición de Roland Garros para acceder a su tercera final en París, contra la sorpresa del torneo, la checa Lucie Safarova, 13 del mundo, que nunca venció a la estadounidense.

La menor de las Williams, que busca sumar su vigésimo triunfo en un Grand Slam, el tercero en París tras los de 2002 y 2013, ha ganado ocho veces a su rival de mañana, la zurda que ha eclipsado Roland Garros pero que nunca antes había llegado a la final de un grande.

La número uno del mundo se impuso a la suiza Timea Bacsinszky, 23 del escalafón, 4-6, 6-3 y 6-0, en un partido marcado por los problemas físicos de los que se aquejó la estadounidense, fueran reales o ficticios.

Víctima de un proceso gripal, según su entrenador, Patrick Mouratoglou, Williams multiplicó las escenas de dolor, de malestar, de queja permanente, pero acabó ganando el duelo para lograr la final 24 de su carrera.

Su rival por el título Suzanne Lenglen, la checa Lucie Safarova, de 28 años, accedió a su primera final de un grande tras derrotar a la serbia Ana Ivanovic, vencedora en 2008, por 7-5 y 7-5.

Semifinalista en Wimbledon el año pasado, se convirtió en la primera checa en jugar la final de París desde que en 1981 lo hiciera Hana Mandlikova.

A diferencia de Williams, Safarova llega a la final sin haber concedido una manga y habiendo dejado en el piso a rivales de entidad, como la rusa Maria Sharapova, número dos de la clasificación mundial y defensora del título en Roland Garros.

Si lograra imponerse en la final sin perder un set se convertiría en la primera tenista en hacerlo desde la belga Justine Henin en 2007. Pero en los ocho precedentes anteriores contra la menor de las Williams, la checa solo ha ganado tres mangas.

Ante Ivanovic, Safavora volvió a demostrar que le tiene tomada la medida, como demuestra que le ha vencido en seis de los nueve duelos que han mantenido, incluido en la arcilla de París del año pasado.

El partido comenzó de cara para Ivanovic, que llegó a dominar 3-0 y que sirvió con 5-3 para anotarse la primera manga. Pero en ese momento la checa mejoró su juego, rompió el saque de la serbia y completó una serie de cinco juegos consecutivos para ganar el set. En el segundo, Safarova arrebató el servicio de su rival en el tercer juego y aguantó la ventaja hasta que en el décimo servía para ganar. Hoy, además, podría clasificarse para la final de dobles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios