Economía

Abengoa construirá la mayor desaladora por ósmosis inversa del mundo en Abu Dhabi

  • El contrato, concedido a un consorcio, supondrá ingresos por encima de los 216 millones de euros a la multinacional sevillana

Sede de Abengoa en Sevilla Sede de Abengoa en Sevilla

Sede de Abengoa en Sevilla / Archivo

Nuevo hito en el negocio del tratamiento de agua para Abengoa. La empresa multinacional andaluza con sede en Sevilla anunció este lunes que participará en la construcción de la mayor planta desaladora de ósmosis inversa del mundo, que se ejecutará en Abu Dhabi. El cotes total del proyecto está valorado en más de 625 millones de euros (700 millones de dólares), pero el contrato total se ha adjudicado a un consorcio del que Abengoa forma parte. Del total invertido, la multinacional andaluza recibirá 216,5 millones de euros (243 millones de dólares) en los próximos tres años.

Según informó en un comunicado Abengoa, esta desaladora estará ubicada en el complejo de generación de energía y agua de Taweelah, a 45 kilómetros al norte de Abu Dhabi. La capacidad total de la instalación permitirá tratar 909.000 metros cúbicos al día de agua de mar, garantizando el suministro de agua de Abu Dhabi durante todo el año, añade la compañía.

Abengoa participa en este contrato como parte de un consorcio con la empresa de ingeniería y construcción SEPCOIII. Dicho consorcio ha recibido este lunes la orden de inicio de trabajos previos para la ingeniería, suministro y construcción del proyecto por parte de la compañía de plantas de generación de energía y de producción de agua desalada ACWA Power.

Desalación con energía limpia

En la información faclitada por Abengoa se enfatiza que esta instalación será la primera planta desaladora del emirato a gran escala que combinará la producción de agua potable con la generación de energía limpia, gracias a la instalación de un campo solar fotovoltaico de más de 40 MWp de potencia, por lo que conseguirá disminuir de forma sostenible la demanda energética de la planta desaladora.

El proyecto, según detalla Abengoa, incluye la captación de agua de mar, bombeos, pretratamiento, sistema de ósmosis inversa con recuperación de energía, post-tratamiento, estación de bombeo, almacenamiento de agua producto, tratamiento de efluentes, descarga mediante emisario y campo solar fotovoltaico, así como las instalaciones eléctricas asociadas que comprenden la construcción de una subestación eléctrica de 132/34,5 kilovatios.

Ubicada en la costa del Golfo Pérsico, la planta tendrá capacidad para abastecer aproximadamente a cuatro millones y medio de personas y forma parte del plan desarrollado por el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos para fomentar la participación privada en el desarrollo de infraestructuras del país.

Con esta orden de inicio, Abengoa se consolida como empresa líder en el sector de la desalación a nivel mundial, con una capacidad instalada de 1,5 millones de m3/día, que se ampliará hasta los 3,7 millones cuando se complete el porfolio en ejecución. Precisamente, Abengoa cuenta con una fuerte presencia en el Oriente Medio y se encuentra actualmente ejecutando las desaladoras de Rabigh III, de 600.000 m3/día, y de ShuaibahIII, de 250.000 m3/día, en Arabia Saudí, y la desaladora de Salalah, de 114.000 m3/día, en Omán.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios