Colegio Nuestra Señora del Pilar

Preparando para la vida desde 1888

  • La pedagogía marianista ha demostrado ser un buen método de formación y aprendizaje que se prolonga hasta nuestros días con una “propuesta educativa” actualizada.

José Manuel Cidad Castrillo, director general del Colegio Nuestra Señora del Pilar. José Manuel Cidad Castrillo, director general del Colegio Nuestra Señora del Pilar.

José Manuel Cidad Castrillo, director general del Colegio Nuestra Señora del Pilar.

¿Cómo se puede mantener un proyecto vivo durante  más de 130 años?

Los marianistas llegan a Jerez en 1888, por expresa petición del Patronato de la Fundación Juan Sánchez, y con el apoyo del Obispo D. Vicente Calvo y Valero, para hacerse cargo del Colegio San Juan Bautista. Traen unas ideas pedagógicas liberales, muy avanzadas para el momento, por lo que por su buen quehacer educativo pronto conectaron con la ciudad de Jerez. La pedagogía marianista ha demostrado ser un buen método de formación y  aprendizaje que se prolonga hasta nuestros días con una “propuesta educativa” actualizada.

¿Qué identifica el Proyecto Educativo de los Marianistas?

Nos comprometemos con la Misión de la Iglesia y, aportando nuestro estilo, compartimos los principios y fines de la Escuela Católica. Nuestros rasgos característicos son la Formación en la fe, la Educación integral y de calidad, el Espíritu de familia, la Educación para la justicia  la paz y la adaptación al cambio, siempre trabajando por el bien del niño, adolescente y joven que se nos confía.

¿Qué buscan las familias que llevan a sus hijos al colegio del Pilar?

Creemos que las características que citamos en el apartado anterior y que guían nuestra tarea diaria. Por supuesto que las familias buscan también la amplia oferta de servicios, nuestras instalaciones, las actividades que ofrecemos... pero desde luego también buscan un centro religioso que ofrece una formación integral desde la Educación Infantil hasta la salida hacia la Universidad u otros estudios superiores.

¿Qué puntos fuertes tiene este centro que pueden diferenciarlo de otros?

Actualmente, en nuestro entorno, existen grandes colegios, tanto públicos como concertados,  que ofrecen una gran calidad. En nuestro centro tenemos la posibilidad de que el alumnado siga con una misma línea pedagógica y de formación desde los 3 años hasta el Bachillerato. Todo el trabajo que se realiza en el Colegio tiene como protagonista y como beneficiario al alumno. Trabajamos intensamente en la personalización del proyecto educativo para cada alumno. Esto nos parece muy importante. Decía el P. Domingo Lázaro, importante pedagogo marianista: “educar a un niño no es llenar un vaso vacío, sino encender en él la llama del deseo de aprender”. Y para ello es muy importante un ámbito de relaciones cordial, cercano, enriquecedor; sabemos que la educación es la consecuencia de esa relación.

Los buenos resultados del Colegio en el estudio PISA “revolucionaron” el panorama educativo de Jerez e incluso de la provincia. ¿Qué significó para ustedes el obtener tan buenos resultados en un estudio referente en la educación mundial?

Bueno, estamos orgullosos de haber “sacado tan buenas notas” en la evaluación PISA de hace unos años. Nos hace estar contentos y nos responsabiliza tanto que voluntariamente este año nos volvemos a poner bajo la mirada de PISA para comprobar que lo hacemos lo mejor posible. Pero tenemos muy claro que esto no es una competición, ni queremos aparecer en ningún ranking. Cada centro tiene sus características, su comunidad educativa de referencia, sus circunstancias y lo importante es que cada escuela saque de sus alumnos lo mejor de cada uno. Sin compararnos con otros, sólo con nosotros mismos, con lo que podemos hacer. Y PISA es un buen instrumento para comprobar nuestros aciertos y nuestras áreas de mejora. Sólo eso. Y dicho todo esto, para los que formamos el colegio ya digo que es un orgullo pero también una responsabilidad.

Tradicionalmente, los alumnos del Pilar obtienen buenas notas en las pruebas de acceso a la Universidad.

Si. Los tantos por ciento de aprobados en la PEvAU son muy altos. Sobre todo el porcentaje de alumnos matriculados en Bachillerato que supera la prueba. Además, tenemos un alto porcentaje de alumnado que accede a la carrera que eligen en primera opción. Es el esfuerzo y el trabajo de los chicos y chicas quien lo consigue. Nos alegramos por ellos. Y también nos alegramos de la gran proximidad que existe entre la nota media que llevan en su expediente con la nota obtenida en la PEvAU. Esto nos sirve de indicador de que evaluamos a los alumnos correctamente. Es el trabajo de los alumnos el que se ve recompensado con estos buenos resultados. También es verdad que el profesorado del Pilar les acompaña de forma cercana y exigente para que esto sea así. Pero toda la exigencia se transforma en satisfacción cuando nuestros alumnos vienen a contarnos que han entrado en Medicina, en las ingenierías, en las academias militares, etc. Cuando un alumno te cuenta que ha podido cumplir su sueño sentimos una gran alegría.

Con especial interés en los idiomas.

Pues sí. Ya no es un tema ni nuevo ni discutible. Además de esforzarnos por dar el mejor currículum, siempre apoyamos y estamos trabajando en fomentar el aprendizaje de los idiomas y abrirnos a otras culturas a través de intercambios lingüísticos, estancias en el extranjero de diferente duración, exámenes oficiales de cualificación en el marco europeo de las lenguas, entre otros. Tenemos el intercambio a Burdeos que lleva ya muchos años funcionando, otro con Inglaterra… El reconocimiento oficial del bilingüismo es para nosotros un aliciente para seguir trabajando en el aprendizaje de las lenguas extranjeras y una garantía de que la administración nos respalda dentro de la red pública de educación andaluza.

¿El estudiar es todo?

No, el aprender es todo. Y en los Marianistas lo tenemos muy claro. Los deportes, el teatro o la lectura ocupan un lugar primordial en la vida colegial.No hay más que ver los resultados de los equipos marianistas cada fin de semana: En baloncesto, voleibol, rugby y no digamos en fútbol; creemos que nuestro escuelas deportivas y nuestros equipos forman un club de referencia. Tenemos más de 600 alumnos inscritos en competiciones oficiales. Educamos con el deporte. Nuestro grupo de teatro ensaya como si les fuera la vida en ello. Hay talleres de pintura, de robótica, etc.Y por supuesto actividades pastorales como convivencias, encuentros religiosos, campamentos en verano, el grupo scout que cumple este curso 60 años, y el Camino de Santiago. Pronto cumpliremos 25 años peregrinando a Santiago de Compostela cada verano. Es una experiencia que los alumnos no olvidan nunca. Nos importa, y mucho, una educación en el ocio que fomente la salud física y psíquica de nuestros alumnos. El colegio se convierte en un punto de encuentro que va más allá de lo puramente académico, en el que los alumnos y alumnas comparten y aprenden aficiones que procuran un estilo de vida sano y que les acompañarán en los distintos momentos actuales y futuros.

¿Qué aporta a su entorno social?

 En cada momento educativo, adecuado a las edades de nuestros alumnos y alumnas, realizamos numerosas actividades que despiertan en ellos un gran interés por la sociedad, haciendo que se planteen interrogantes y promoviendo ese espíritu crítico que conlleva compromiso y trabajo encaminado a tratar de mejorar las condiciones de nuestro entorno. Muchas muestras de ello podemos encontrarlas en el gran grupo de alumnos que se incorpora a acciones de voluntariado, ya finalizando la escolarización en el centro, y que lo continúan a lo largo de su vida universitaria y más allá.Formamos hombres y mujeres que puedan poner a disposición de la sociedad las capacidades adquiridas con creatividad y buscando siempre mejorar y favorecer el crecimiento de las personas que le rodean.

Para terminar: si me tiene que explicar cómo es el colegio de los marianistas de Jerez en muy pocas palabras, ¿qué me diría?

Que nos esforzamos todos los días para que nuestros alumnos se encuentren como en su familia, para que desarrollen la mejor versión de sí mismos y crezcan en todas sus dimensiones y para que descubran en Jesús de Nazaret una persona que les ama incondicionalmente y un modelo para construir un mundo más justo y mejor para todos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios