2015 Elecciones Generales

Un escaño en el Senado a cara o cruz

  • La Junta Electoral asignará mañana la última plaza en juego cuando sume el voto extranjero

José Ortiz es del PP y es actualmente el alcalde de Vejer. María Naval es del PSOE, es concejala en Chipiona y antes fue diputada provincial. Uno de los ocupará un escaño en el Senado en la nueva legislatura pero hoy, más de 24 horas después de que se cerrara el escrutinio, aún desconocen quién será el agraciado.

No será hasta mañana cuando, en teoría, se produzca el veredicto. Será la Junta Electoral provincial la encargada de dilucidar una pugna en la que, en principio, la cara se la está llevando el candidato del PP, aunque con una diferencia ridícula de apenas 154 votos sobre la aspirante socialista. Una vez que se complete al cien por cien el escrutinio al Senado en la provincia de Cádiz -algo que extrañamente aún no se ha producido- y una vez que se contabilicen luego los aproximadamente 2.000 votos emitidos por gaditanos en el extranjero, se dictaminará finalmente si el PP gana al PSOE por 3 a 1 en las elecciones al Senado o si, por el contrario, se produce el segundo empate a dos en esta circunscripción tras el que el propio Partido Socialista y la UCD vivieron en las generales de 1979.

Ayer los dos candidatos optaron por la prudencia, al igual que las direcciones provinciales de sus respectivos partidos. En el PSOE de Cádiz, es verdad, no son muy optimistas, pero en el PP se niegan aún a cantar victoria. Y este escaño es muy importante para los populares, ya que les serviría para mitigar su derrota por la mínima en las elecciones al Congreso. En concreto, y de confirmarse el escaño para Ortiz, el PP de Cádiz tendría seis representantes en las Cortes Generales (tres diputados y tres senadores), mientras que el PSOE se quedaría con cuatro. Pero si el escaño cae del lado de María Naval, ambos partidos tendrían cinco representantes y la victoria moral que persigue el PP se habría esfumado.

María Naval prefería ayer aplazar cualquier valoración hasta que haya una resolución definitiva. "Yo ya he visto tantas cosas en política que no puedo ni ser optimista, ni tampoco pesimista". José Ortiz, por su parte, era mucho más gráfico: "Después de un escrutinio de infarto, me acosté muy tarde el domingo creyendo que era senador pero ahora tengo muchas dudas". Y añadía incluso que tenía la intención de telefonear a María Naval "para consolarnos entre ambos y para reírnos un rato, porque esto que nos está pasado es increíble, no había pasado jamás".

Ciertamente el escrutinio en la provincia de Cádiz se mantenía ayer incompleto, quedándose al 99,72% debido a que aún quedaban mesas sin computar en Jerez, San Fernando y Sanlúcar. De momento la ventaja de Ortiz sobre Naval es de 154 votos. Queda por saber si esos 2.000 votos procedentes del extranjero permiten o no dar la vuelta a la tortilla, aunque tampoco es seguro que esos votos incluyan papeletas al Senado, ya que muchos de ellos se pueden limitar sólo al Congreso.

Los populares José Ignacio Landaluce y María José de Alba y el socialista Francisco González Cabaña ya tienen su escaño en el Senado. La cuarta persona que les acompañará en esta aventura no se dilucidará hasta mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios