Feria de Jerez

Casetas por derecho

  • Un paseo por las distintas peñas flamencas del Real, sus novedades, anécdotas, opiniones de los caseteros sobre la dedicación este año de la Feria al flamenco y la polémica de los nombres de las calles del Hontoria

Comentarios 1

“¡Quillo!, una copita, ¿no?”. Grito de guerra desde el interior de Los Cernícalos, una proposición que muy pocos pueden rechazar en Feria. Son casi las 3 de la tarde y el flamenco le pone la banda sonora al plato de jamón y a unos cuantos langostinos. Jarra de rebujito y un poquito de debate. ¿Qué les parece que la Feria esté dedicada al flamenco? Los socios de la peña Pedro Carabante y Antonio Benítez Manosalvas lo ven positivo. “El escaparate es muy bonito pero con la crisis que hay..., esto va a chocar frontalmente y el flamenco no lo va a salvar. Hay criaturas que están pasando muchas fatiguitas y no pueden disfrutar de esto”. Los Cernícalos lleva 42 años poniendo su caseta en la Feria, “y aquí nunca ha faltado el flamenco. Ésta es una caseta por derecho”, aseguran, aunque “en la Feria es difícil escucharlo porque este arte requiere silencio, concentración, y eso sólo se consigue a las 3 de la madrugada. Hubo épocas en que se vivía flamenco en las casetas hasta las 10 de la mañana”.

Otro vasito y otro ingrediente para el debate: ¿y qué me dicen de las calles del recinto que se han dedicado a los artistas? Carabante ve “un fallo, porque que haya nombres de flamencos que todavía están vivos ha generado celos. Sólo deberían están los artistas que han fallecido, para que no hubiera discusiones. Además, hay que dejar claro que la Federación de Peñas mandó al Ayuntamiento una lista con artistas que no están entre nosotros y el Consistorio ha hecho lo que ha querido con ella. Para que nadie culpe a la Federación”, apostilla Pedro.

Cerca de allí, en la peña de La Bulería, aseguran que desde siempre “hemos apostado por el flamenco, con actuaciones a diario en directo, a las 6 de la tarde y a las 11 de la noche, de artistas de la tierra. Que la Feria esté dedicada al flamenco, ya tocaba. Es una buena promoción, al igual que la iniciativa de las calles a los artistas”. Y para el buen flamenco, buenos guisos: berza, papas con choco, pescaíto frito y puchero, “con los que te vienes arriba en los momentos difíciles”, comenta Mario González, algo que ratifica Gabriel Rubio, también simpatizante de la peña, quien subraya que además de por el vino y los caballos, “hay que luchar por el flamenco en la Feria, que a veces parece un poco olvidado”.

En la asociación de vecinos de San Miguel, José Manuel Fernández, uno de los empleados, dice que ya era hora de que la Feria “estuviera dedicada al flamenco, y quizás sea un poco tarde porque son muchos los mayores que han pasado fatigas por este arte”.  Una caseta en la que el visitante no escuchará rock n’roll, sino flamenco puro y duro. “Aquí no hay actuaciones previstas, aquí la fiesta surge y ya está”, concluye.

En  la calle de La Paquera, la caseta que lleva su nombre. Carlos Monje aprueba con entusiasmo que la Feria esté dedicada al flamenco, sobre todo, la iniciativa de los nombres de los artistas en el González Hontoria. El casetero cuenta orgulloso las novedades de ‘su casa’, como unas parras hechas en fragua, el cuarto de baño “espectacular”, los guisos, el “ambiente simpático y flamenco en vivo todos los días”.

Y en la número 3, Tío José de Paula. Allí, José Soto Guerrero ‘El Maleno’ dice que Jerez “se merecía una Feria dedicada al flamenco, un arte que se siente en el Real. Aunque hay un rincón por ahí atrás, con otras músicas, ... en el que no hay quien entre (bromea)”. Y a José le ha caído bien que las calles estén dedicadas a artistas de la tierra, “y yo hablo por mí”. En esta caseta, “no se escucha flamenco contratado, no, no. No pagamos flamenco, es algo espontáneo. Estamos bebiendo, estamos comiendo y de repente nos ponemos a bailar y a cantar. Y ya está. Esto es el no va más”, se enorgullece. “Veo mucho extranjero en su caseta”, le comenta la periodista. “Sí, unas caras ‘mu’ raras”, ríe..., “pero está bien que conozcan el mundo de Jerez”. Deseos para esta Feria: “Espero paz para todo el mundo y que no haya guasa. ¡Y que vivan los jerezanos!”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios