emilio ochando. bailarín

"Impone más la Compañía que sitios de Londres o Austria"

  • Tras muchos años actuando en el Festival dentro del elenco de compañías, el valenciano se presenta hoy en solitario con '3Deuno', dando protagonismo a la danza

"Impone más la Compañía que sitios de Londres o Austria" "Impone más la Compañía que sitios de Londres o Austria"

"Impone más la Compañía que sitios de Londres o Austria" / miguel ángel gonzález

-Ya era hora de tener su sitio en el Festival de Jerez...

-Sí, porque había venido muchas veces pero siempre dentro de compañías. Este año toca y vengo con muchísimas, ganas, responsabilidad, ilusión y todo lo bueno que se pueda decir.

-Da gusto estar en un lugar en el que se da espacio a la danza...

-En la parte que me toca se agradece, porque la danza española es parte del flamenco, y que tenga la misma oportunidad y visibilidad de poder mostrarla es muy positivo.

-¿Por qué cuesta tanto tener su sitio en festivales de gran formato?

-Es muy complicado porque la danza española, bajo mi punto de vista es una gran desconocida para muchos públicos. Es muy rica a todos los niveles, pero no tiene su lugar. También es verdad que no todo el mundo se arriesga a poder mostrarla, va por otro ámbito en el que la repercusión es menor.

-Dicen que esto ocurre también porque requiere más sacrificio que las demás disciplinas...

-Bueno, todo tiene su punto de sacrificio. Pero sí que es verdad que tiene una parte de formación y una parte muy técnica. No es como el flamenco, donde hay mayor improvisación, la danza española, al llevar su trabajo de estudio y trabajo personal, es mucho más marcada, las pautas son las que son.

-Repasando su biografía veo que ha coincidido con Aída Gómez, Rafael Aguilar, Rojas y Rodríguez, Domingo Ortega...

-Sí, de hecho, con Domingo Ortega trabajé por primera vez con una gran compañía. A raíz de empezar con él no he parado y la verdad es que me he encontrado por el camino con gente importante. Espero seguir topándome con más.

-En 2016 ganó el Certamen Coreográfico de Madrid y el festival Talent. ¿Ha sido el empujón que le faltaba?

-Sí, ha sido fundamental porque me ha ayudado mucho, y ha sido un impulso en mi carrera, sobre todo para seguir trabajando mi parte coreográfica y también mi parte de dirección. Estuve un año viviendo en Japón y al volver presenté el proyecto 'Siroco' con el que gané junto a Lucía Campillos. Aunque hoy día los concursos o los certámenes no tienen el peso y recompensa de antes pero en esta ocasión parece que sonó la campana y ha valido un poco. A raíz de ahí estaré este año en Flamenco Madrid, voy al Festival de Tel-Aviv, voy a Estados Unidos...Me está ayudando mucho.

-Hoy presentará '3Deuno', donde hará danza española, bolera y folcklore mallorquín, algo que a mí me sorprende...

-Bueno, lo hago porque una de las piezas principales de esa parte me la coreografió Arantxa Carmona, que fue coreógrafa de 'Sorolla' en el Ballet Nacional. Para mí es una de las joyas de este espectáculo y quería darle trascendencia. Luego también, al ser yo de Valencia, me gusta mucho todo el folcklore mediterráneo y me pareció una apuesta segura. El espectáculo en sí, que se estrenó hace cinco años, llega con una parte renovada, porque uno va evolucionando, tanto escénico como de bailarines.

-Es muy rico el folcklore de este país y qué poco se fomenta...

-Sí, en cualquier rinconcito de España encuentras maravillas, lo que pasa es que es un desconocido. Ojalá algún día vaya teniendo mayor trascendencia.

-Ha estado en el Royal House de Londres, en Saint Margaret de Viena y ahora llega a la Compañía....

-Pues impone más la Compañía (risas). También es la presión que nosotros mismos nos ponemos, como decía el otro día Lucía 'La Piñona'. Este es el Festival con mayúsculas y uno quiere dar lo mejor de ti.

-Ha hecho la coreografía, es director artístico y hasta ha hecho el vestuario, ¿le gusta involucrarse?

-(Risas) Sí, me gusta supervisar todo lo que pase, tanto para bien como para mal, pero también soy de recibir ideas. De hecho, estos días, con el diseñador de luces, David Pérez, hemos visto de qué manera podemos evolucionar. No es cuestión de mandar pero sí controlarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios