Jerez

Barbadillo presenta en Londres su 'joya de la corona': Versos 1891

  • La bodega pone a la venta 100 botellas de un amontillado viejo del siglo XIX a 10.000 euros cada unidad.

Comentarios 1

El Grupo Barbadillo ha presentado en Londres, a pocos metros de las Casas del Parlamento y el célebre Big Ben, su 'joya de la corona': Versos 1891. Se trata de un amontillado procedente de una sola bota que fue dedicada a Manuel Barbadillo en 1891 y que ya fue calificado en el siglo XIX como amontillado viejo. Versos 1891 fue al principio un regalo de bautizo hecho a Manuel Barbadillo por su padre. Un vino con complejo aroma y gran intensidad que denotan su calidad y envejecimiento durante más de un siglo, en la paz y oscuridad de las casi bicentenarias bodegas de Barbadillo en Sanlúcar.

En palabras del actual presidente de Bodegas Barbadillo, el tercer Manuel Barbadillo en ese cargo, "mi abuelo era vinatero por familia, por tradición; pero lo que realmente le gustaba era la poesía. Versos 1891 es un tributo a su persona. Hemos decidido compartirlo 125 años después de su nacimiento, aunque también queremos preservarlo para que generaciones venideras puedan disfrutar de este vino eterno. Por eso envasaremos solo 100 botellas".

Este exclusivo y peculiar jerez se ha puesto a la venta a un precio de 10.000 euros y ya existe una compra de 20 botellas reservadas incluso antes de su puesta en el mercado por Fell's, distribuidor de Barbadillo en el Reino Unido, con quien se presentó el martes pasado Versos 1891 en 'One Great George Street', junto a la abadía de Westminster.

"El jerez es un vino glorioso, y pocos lo son tanto como los escasos ejemplos que han estado durmiendo plácidamente durante más de cien años en las silenciosas bodegas de Sanlúcar de Barrameda", ha declarado la británica Sarah Jane Evans, la presidenta del Master of Wine Institute. Por su parte, Montse Molina, enóloga de Barbadillo, considera "un privilegio" cuidar de este amontillado, "ante el que me siento pequeña".

Barbadillo ha 'vestido' a Versos 1891 con un traje de alta costura a su medida, con la participación de empresas especializadas en el mundo del lujo. La botella está hecha con uno de los cristales más puros del mundo, el cristal de Atlantis soplado a mano en Portugal y fundido a 1.100ºC. La palabra 'Versos' está elaborada con letras de oro, mientras que el cuello de la botella y el borde del tapón están pintados a mano con platino. El interior del cuello se ha pulido con una broca de diamantes. Cada botella es única, de tal forma que el corcho ha tenido que ser diseñado a medida para cada una de las cien unidades de Versos 1891. El estuche ha sido fabricado en Ubrique a mano por expertos maestros marroquineros de la empresa Infinite Quality, que ha seleccionado exclusivamente materiales de primera calidad con pieles de vacuno. Incluye detalles como una pipeta a modo de pluma estilográfica o una libreta forrada en cuero, como la que usaba el poeta para sus anotaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios