Jerez

Beam vende el Palacio Domecq a un empresario jerezano por 4 millones

  • Una propuesta de explotación del inmueble para celebraciones de alto standing impulsada por el hostelero Juan Rodríguez, vincultado a AltaCazuela y Bar Juanito, fraguó la operación hace 6 meses

Comentarios 33

Ayer a las seis de la tarde se cerraron seis meses de negociaciones en torno a la compra del Palacio Domecq, histórico edificio ubicado en la Alameda Cristina, que fue puesto a la venta por parte de Beam Spain, filial de la multinacional norteamericana Beam. La operación, según pudo saber este medio, se cerró en torno al pago de unos 4 millones de euros. Fueron abonados por una sociedad creada al efecto. Y la venta del palacio "a un empresario jerezano" ha sido fruto de "la propuesta de explotación del inmueble impulsada por Juan Rodríguez, hostelero jerezano de reconocido prestigio vincultado a proyectos como AltaCazuela y el tradicional Bar Juanito", informaron fuentes de la negociación.

El comprador, según pudo saber este medio, va a desarrollar tanto las oportunidades que ofrece este inmueble con vistas a la explotación hostelera, que será gestionada por 'AltaCazuela', como también otras posibilidades de comercialización de espacios y eventos en el segmento de alta gama en el que, por sus singulares características, se enmarcaría el Palacio Domecq.

Fuentes ligadas a la operación entienden que la venta y explotación de este activo supondrá para la ciudad la incorporación a su amplio catálogo turístico y hostelero de una nueva oportunidad de desarrollo económico para el sector de eventos de máxima calidad.

La compraventa del Palacio Domecq se cerró ayer en una notaría de la ciudad, después de que hace apenas dos semanas se perfilara en otra notaría de Sevilla la composición accionarial de la sociedad compradora.

El Palacio Domecq se dedicará a las celebraciones y actos de empresas dentro del espectro del alto nivel. Según pudo saber este periódico, el aspecto que más dilató las negociaciones fue el contenido del Palacio, es decir, todo lo que atesora este edificio, como es el caso de numerosas obras de arte entre pinturas y tapices, además de innumerables fotografías y objetos vinculados directamente al poder que el sector bodeguero jerezano ostentó en Jerez, España y buena parte del mundo durante más de 300 años y hasta hace apenas unas décadas.

El hecho de que el Palacio Domecq sea un edificio histórico declarado Bien de Interés Cultural, así como que se considere una edificación única y además esté muy bien situada en el centro de la ciudad movieron el interés de 'AltaCazuela' a este respecto. Tanto es así que incluso en los planes de la compañía jerezana y su socio se encuentra seguir explotando las visitas a dicho edificio tal y como hacía hasta hace escasas fechas Beam Spain con el flujo de turistas que recalan en la ciudad.

El Palacio Domecq, que data del siglo XVII y fue remozado en los años 70, se encuentra a la vez en perfecto estado de uso y está catalogado en la actualidad con un uso de vivienda, lo que, según pudo saber este medio, no sería óbice para en las celebraciones nupciales por ejemplo se pudiera hacer uso de sus habitaciones para los contrayentes pernoctasen allí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios