Jerez

Bodegas Lustau conmemora su 125 aniversario con lanzamiento de tres vinos inéditos

  • La empresa ha sacado a la venta sólo 2.500 estuches que incluyen manzanilla, amontillado y vino dulce

Una imagen de las instalaciones de Bodegas Lustau en Jerez.

Una imagen de las instalaciones de Bodegas Lustau en Jerez.

Bodegas Lustau ha lanzado una edición conmemorativa de 2.500 estuches con tres vinos inéditos para conmemorar el 125 aniversario de esta empresa, afincada en Jerez y con una larga tradición elaborando vinos de Jerez.

El paquete especial es una selección única de tres botellas de vinos que jamás habían visto la luz antes y que llevan años criándose en el interior silencioso y fresco de tres de las bodegas que Lustau dispone en Jerez, El Puerto y Sanlúcar.

En concreto, Lustau ha comercializado esta edición especial, que se vende por 125 euros, con los vinos: Manzanilla Pasada Papirusa (Sanlúcar) con ocho años de vejez media; Amontillado Solera del Castillo (El Puerto), envejecido durante treinta años; y un Cosecha Tardía Añada 1996 (Jerez), un vino dulce con 25 años de vejez.

Los tres vinos que se ofrecen en el pack conmemorativo. Los tres vinos que se ofrecen en el pack conmemorativo.

Los tres vinos que se ofrecen en el pack conmemorativo.

Sobre la Manzanilla Pasada Papirusa, la bodega ha detallado que “un vino maduro, evocador e irresistible”, “hermana mayor” de la manzanilla Papirusa, y que ha sido envejecida durante ocho años en cuatro botas grandes que fueron apartadas hace cuatro años para que el velo de flor (la capa de levadura que se forma sobre la superficie del vino), con una mayor superficie de contacto y un proceso de crianza estático, siguiera consumiendo los nutrientes del vino hasta casi su extinción, permitiendo una ligera oxidación.

El Amontillado Solera del Castillo, criado en El Puerto y con 30 años de antigüedad media, ha sido extraído del silencio de la bodega del imponente Castillo de San Marcos, fortaleza del siglo XIII mandada construir por Alfonso X el Sabio. Es una “selección de selección” entre las veinte botas de una solera invertida, donde ha tenido una crianza primero biológica de cuatro años y después oxidativa durante más de 25 años.

“Diecisiete años sin haber sido tocados por el hombre, marcan la personalidad de este vino, que es intenso, poderoso, extremadamente complejo y lleno de matices”.

La Cosecha Tardía Añada 1996 es un vino dulce “absolutamente diferente y único entre todos los vinos de Jerez”, que ha sido elaborado exclusivamente por Lustau. Este vino es el resultado de la vendimia de 1996, en la que las uvas Palomino se dejaron madurar en la cepa más tiempo del habitual (cosecha tardía) para posteriormente mantenerse durante 25 años en botas centenarias selladas, que habían contenido anteriormente vino oloroso.

Sobre este vino, la empresa vitivinícola ha asegurado que “no hay nada parecido hasta la fecha”. Con esta selección de tres vinos, tres ciudades y tres estilos, Lustau ha preparado “una colección irrepetible para sumergirse en la propia historia de la bodega”, una edición conmemorativa de 2.500 estuches con “tres joyas enológicas inéditas”, han señalado.

La historia de Bodegas Lustau se remonta al año 1896 cuando José Ruiz Berdejo, secretario judicial en Jerez, comienza a elaborar vinos en una pequeña viña de su propiedad, situada a las afueras de la ciudad, que vendía a grandes bodegas exportadoras, lo que hoy se conoce como un almacenista.

Hoy en día, y tras 125 años de historia, Lustau es una de las 10 bodegas más premiadas del mundo y la única en conseguir dos veces el ansiado Lens Evans Trophy International Wine Challenge, que distingue a la mejor trayectoria; galardones a los que hay que sumar los que año tras año reciben sus vinos y reconocen a su capataz de bodega, Sergio Martínez, como mejor enólogo de vinos generosos del mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios