Jerez

Cáritas arremete contra la dejadez de las Administraciones

Imágenes del interior de algunas viviendas y de la zona exterior de los bloques. Imágenes del interior de algunas viviendas y de la zona exterior de los bloques.

Imágenes del interior de algunas viviendas y de la zona exterior de los bloques.

El director de Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez, Francisco Domouso, denunció ayer, durante la presentación del estudio, "la dejadez de las Administraciones" ante realidades como la de San Juan de Dios y lamentó la "ineficaz lucha política partidista" y "la estéril ultradefensa de competencias entre las Administraciones". "Todo esto -agregó- hace que lo que en un momento dado vemos con esperanza en otros sea una fuente de preocupación y desánimo, al modificar las actuaciones comenzadas por uno de distinto signo político o de otra corporación". También se refirió al "escepticismo" con el que recibe Cáritas las medidas que anuncia la Junta. "Es desalentador ver cómo los fondos dedicados a la rehabilitación y regeneración de espacios urbanos, generalmente fondos europeos, no consiguen el fin para los que fueron asignados, vemos cómo son devueltos o se exige la devolución por la no ejecución de los programas o la no justificación de los mismos".

Domouso recordó los estudios de Cáritas sobre vivienda que han precedido a este último de San Juan de Dios, el primero en la zona rural y posteriormente, otro del centro. "Lo que es más doloroso es el escaso interés y seguimiento por parte del Ayuntamiento". Criticó el nulo desarrollo de unas políticas "coherentes y decididas" para eliminar "esta situación indigna de habitabilidad residencial, en la que se alojan personas. Se inauguran constantemente oficinas de rehabilitación del centro histórico por distintos gobiernos municipales con aires triunfantes, sin conocer la realidad de las familias, por la escasez de trabajadores sociales municipales y de otras Administraciones".

El director de Cáritas se refirió a la ausencia de mantenimiento de viviendas públicas, poniendo como ejemplo las del Palacio Dávila. "Yo creo que ahí el Ayuntamiento debería actuar de oficio y levantar un acta de insalubridad por lo que ocurre en ese edificio. Depende de la Junta, pero no lo conserva, aquello es un desastre, pero ya que no lo hace la Junta, el Ayuntamiento debería levantar una denuncia".

A la presentación del estudio sobre San Juan de Dios asistió también Raúl Flores, del equipo de Estudios de Cáritas Española y de la Fundación FOESSA, quien destacó que "muchas de las personas que viven en este barrio no sienten paz y alivio al llegar a su hogar, sino todo lo contrario".

El germen del informe está en las Cáritas parroquiales de San Juan de Dios. Pepe Reyes, miembro de estas Cáritas, explicó que la iniciativa surgió por el contacto permanente con familias de San Juan de Dios que demandan ayuda. "Nos dábamos cuenta de que a pesar de que nosotros cubrimos muchos más barrios, un 40% de las peticiones que nos llegaban eran de San Juan de Dios y no de alimentos, sino por las condiciones de las viviendas, los problemas con los suministros. A partir de ahí pensamos que esto había que denunciarlo". Reyes manifestó que "el informe ha costado tiempo y esfuerzo pero aquí está el resultado" y confió en remover "alguna conciencia de manera que avancemos en la calidad de vida de estos vecinos".

En cualquier caso, resaltó que se trata de una barriada diversa y heterogénea, "más de lo que en un principio podíamos pensar y creo que ese debe ser también el mensaje". Reyes insistió en que es necesario alejar a San Juan de Dios de estereotipos y etiquetas que estigmaticen la barriada. "Hay mucha gente que no se quiere ir de allí, tambien personas que tienen su casa arreglada, pero sin embargo el entorno sigue estando muy degradado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios