Jerez

Los Claustros resucitan después de 106.100 horas de rehabilitación

  • Tras 12 años de intervención, el monumento abre sus puertas con un concurrido acto oficial · El Ayuntamiento programará visitas guiadas para que el público conozca el espacio en su totalidad

"¡Esto es de Jerez!". Tras doce años de rehabilitación, los Claustros de Santo Domingo reabren sus puertas. Un espacio que fue inaugurado ayer de forma oficial con un acto solemne del que fueron testigos todos los que han hecho posible esta recuperación, con representación de anteriores Gobiernos municipales -especialmente del PSOE-, técnicos y empresas participantes. La cita estuvo presidida por la alcaldesa, María José García-Pelayo, el presidente de Diputación, José Loaíza; el fraile superior de los dominicos, Vicente Elías; y gran parte de la Corporación municipal como el teniente de alcalde, Antonio Saldaña, el delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, Antonio Real, y el concejal responsable de Eventos Culturales y Festivos, Antonio Montero, que descubrieron la placa de la ocasión en la puerta de la Sala Profundis o Dormitorio. "El proyecto de conservación y restauración realizado tiene una enorme importancia por el valor cultural, histórico y artístico del conjunto, que puede ser considerado como el claustro gótico más importante de Andalucía por su grandeza, perfección técnica y belleza", apuntó la edil.

El público general podrá conocer los Claustros a través de una serie de visitas guiadas, de cuya programación el Consistorio informará "en breve", y que se desarrollarán casi con toda seguridad a lo largo de este mes, sin que se conozca aún si habrá programa de actividades para el verano, antes, a todas luces, de su adaptación en parte para la puesta en marcha de un museo sacro con obras de la Colección Rivero.

El arquitecto que ha liderado el proyecto, Juan Ramón Díaz Pinto, reseñó a los invitados algunos detalles y aspectos de la rehabilitación, a través de una serie de paneles, junto al director del Instituto de Cultura, Manuel Antonio García-Paz. Un edificio que inició su construcción en 1436 con una de las galerías, costeada por los jerezanos y por la infanta de Castilla. Sin embargo, el monumento actual se desarrolló casi en su integridad a lo largo de todo el siglo XVI, cuando se levantó el cuerpo alto. Fue expropiado a los frailes con la desamortización en 1835. Pasó por una serie de manos privadas, que hicieron añadidos y rehabilitaciones. En la actualidad es de titularidad municipal. Su interés histórico es importante para la ciudad, ya que fue en su origen un adelantado defensivo almohade, el cual fue concedido por Alfonso X a los dominicos para su convento en el año de 1264. Posteriormente, en 1436, comienza a edificarse el claustro, concluyéndose en torno a 1595.

La alcaldesa añadió que la intervención en el monumento "ha hecho posible que hoy podamos abrir las puertas de un equipamiento único, destinado a acoger un proyecto cultural de primer orden, y que ofrece un amplio abanico de posibilidades que vendrán a enriquecer a nuestra ciudad desde el punto de vista cultural, turístico y de desarrollo social". Asimismo, agradeció la labor de los anteriores alcaldes, Pedro Pacheco y Pilar Sánchez (invitados al acto, aunque no asistieron) en la recuperación de este espacio, "y por que este legado dure en el tiempo".

La rehabilitación, a la que se le ha puesto durante todo este tiempo muchas fechas de finalización sin cumplir, se ha desarrollado en diferentes fases y en la ejecución de las obras han participado varias empresas y tres escuelas taller, con una inversión total de 106.100 horas de trabajo y 6.570.518,28 euros. El objetivo ha sido recuperar en la medida de lo posible el estado original de la edificación, con la eliminación de los elementos superpuestos. De esta forma, la intervención general ha comprendido básicamente tres actuaciones: consolidación estructural, reconstrucción de zonas derrumbadas y adecuación estética de la edificación.

Las principales estancias, que fueron recorridas por todos los invitados, son el claustro principal, al que se abren las distintas dependencias monacales; el Refectorio o comedor con el púlpito para la lectura, el Dormitorio, llamado Sala de Profundis, con sus celdas, el Capítulo, no incorporado al conjunto monumental, el Oratorio de Diego de Ribadeneira iniciado en 1569, que es una pequeña capilla cubierta con bóveda de cañón con los relieves de los cuatro evangelistas. También se ha intervenido en el Claustro alto, que se levantó durante la segunda mitad del siglo XVI y sufrió modificaciones en los siglos XVII y XVIII y el claustro chico o de la Enfermería.

Díaz Pinto destacó como "especialmente laboriosa" la restauración de bóvedas y cubiertas; la catalogación, que los técnicos del Museo Arqueológico está realizando, de las más de 5.000 vasijas que se han encontrado; la importante labor de cantería para reconstruir piezas que habían desaparecido; o el trabajo de tracería en los patios para recuperar el dibujo de piedra y celosías".

García-Pelayo recordó que el Ayuntamiento "ya está trabajando en la elaboración del pliego de condiciones que permita sacar a concurso la concesión administrativa del uso cultural de los Claustros de Santo Domingo", que tendrá una parte pública y otra privada, en la que suena fuerte la opción de instalar parte de la pinacoteca de la Colección Rivero.

Manuel Antonio García-Paz mostró su "emoción, como todas las personas que hemos participado en este proyecto", y recordó a los presentes que el pueblo que olvida su Historia pierde su identidad como pueblo, "por eso nosotros mantenemos la ilusión de trabajar por esta ciudad y por el patrimonio de los jerezanos".

La alcaldesa hizo un llamamiento a los ciudadanos, "para que sientan este espacio como propio, porque es de todos los jerezanos", y auguró "éxito asegurado para los Claustros. Hemos puesto el pasado a disposición del futuro, de nuestros hijos. Porque Jerez tiene mucho más de lo que no tiene".

La banda sonora de la velada la puso el cuarteto de viento de la Escuela Municipal de Música, que amenizó con varias piezas. Hubo un cóctel servido por Tío Pepe y Alfonso Catering.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios